El séptimo mes del año llegarán con incrementos que volverán a complicar el presupuesto de los argentinos. Conocé cuáles serán las nuevas subas.

Luego del 4,2 de inflación registrado en mayo pasado, julio comenzará con una serie de incrementos de precios. Más allá de que las boletas de luz y luz seguirán rigiéndose por el mismo cuadro tarifario de abril, según dispuso el Gobierno días atrás, otros servicios aumentarán sus precios y significarán un nuevo golpe al bolsillo de los argentinos.

A pesar de la derogación de la ley de Alquileres sancionada en 2020 por el Congreso, todos los contratos de vivienda firmados entre julio de 2020 y el 17 de octubre de 2023 seguirán regulados la normativa hasta su finalización. De esta manera, la ley 27.551 establece que el Índice de Contratos de Locación (ICL) publicado por el BCRA es el indicador que se toma para actualizar anualmente los contratos vigentes.

ADEMÁS: Luis Caputo: "Ya estamos en la segunda etapa del plan de estabilización"

Los inquilinos que enfrenten un ajuste en julio de 2024, luego de un año sin cambios, tendrán que calcular una suba de alrededor del 244%.

En los últimos días, el ministro de Economía, Luis Caputo, volvió a postergar la entrada en vigencia de la mayor parte del aumento de impuestos a los combustibles previstos a partir del 1º de julio. A pesar de la medida, las naftas y el gasoil se incrementarán hasta 7% desde el lunes próximo.

La nafta súper de YPF en la ciudad de Buenos Aires vale actualmente $905, mientras que el gasoil grado 2 cuesta $941. De aplicarse una suba de alrededor de 6% promedio, esas dos variantes de combustibles pasarán a valer $960 y casi $1.000, respectivamente.

Los precios de alquileres avanzan por debajo de la inflación (292,3%).
Los alquileres que se rigen por la vieja ley tendrá un incremento del 244% en julio.

Los alquileres que se rigen por la vieja ley tendrá un incremento del 244% en julio.

Por otro lado, la administración de Javier Milei dispuso días atrás la eliminación de los topes sobre los valores de los servicios de Internet, celulares y cable.

Desde el oficialismo justificaron esta medida en el hecho de que, entre agosto de 2020, cuando se dictó el DNU 690/20, que los catalogaba como servicios esenciales, y diciembre 2023, la inflación acumulada fue de 948%, mientras que las facturas de telecomunicaciones aumentaron un 662% y los incrementos autorizados por ENACOM sólo fueron del 249%.

Ahora, por ley, ya pueden fijar el precio que deseen y, para julio, las principales empresas del rubro anunciaron que subirán alrededor de un 6% dependiendo de la operadora.

ADEMÁS: El mensaje del FMI tras la aprobación de la Ley Bases: ¿Más cerca de otro acuerdo?

Asimismo, la Justicia porteña había ordenado en mayo pasado la suspensión del aumento del pasaje del subte y premetro hasta el miércoles 10 de julio inclusive, cuando debiera evaluarse nuevamente la situación de la tarifa.

De aplicarse el incremento, el boleto pasaría a valer de $650 a $757. Sería la última suba aplicada al servicio de subte por este año.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados