Sabe que la belleza abre puertas, pero a ella el cuerpo de vedette le jugo en contra de su carrera de comediante. la actriz dice que no todo es trabajo en su vida y revelo que quiere tener un hijo.

Sabe que la belleza abre puertas, pero a ella el cuerpo de vedette le jugo en contra de su carrera de comediante. la actriz dice que no todo es trabajo en su vida y revelo que quiere tener un hijo.

A segura que ante la adversidad redobla sus fuerzas. Admite que prefiere pedir perdón antes que pedir permiso. Devela que la maternidad es su asignatura pendiente. Cree que para frenar la violencia de género hay que denunciar. No siente que se le va la vida en lo que hace, pero aclara que el trabajo ocupa un sitio relevante en su existencia Cuenta que no le gusta planificar ni compartir el baño. Se sabe ordenada, prolija, limpia y una excelente cocinera. En esta ocasión, Fátima Flórez quien se encuentra en Mar del Plata protagonizando su comedia musical “Fátima Superstar” en el teatro Roxy-Radio City- explica por considera que su misión sobre la tierra es llevarle alegría a la gente.

-¿Cómo fue el camino que la trajo hasta acá?

-Y... siempre aparecen inconvenientes, pero si miro hacia atrás, estuvo bueno, porque llegué más entrenada.

-¿En qué punto de su vida se encuentra?

-Estoy en un muy buen momento. Es mi mejor año en lo personal y como artista. Mi evolución es total.

-Cuando le sugieren que no intente algo, ¿qué hace?

-Hago lo contrario y le agradezco a Dios, porque sé que me va a ir espectacular. Si me dicen que no, triplico mis fuerzas.

-¿Qué siente por el trabajo?

-Siempre ocupó un lugar muy importante en mi vida. Mi trabajo es mi vocación. Le dediqué mi pensamiento y mis acciones. Hoy noto que eso, está dando sus frutos.

-¿Siente que se le va la vida en lo que hace?

-No, pero mi trabajo es mi vida. Hacerte un lugar en la profesión es muy difícil. Si no te dedicás a full las 24 horas, sin feriado ni descanso, no llegás a tu objetivo.

-¿Cuál fue su mejor portazo?

-Nunca me fui de ningún lado dando un portazo. Tengo las puertas abiertas en todos los lugares de los que me fui. Si me fui, fue porque cumplí un ciclo y cuando eso sucede hay que irse en buenos términos.

-La belleza, ¿abre todas las puertas?

-Sí. Desgraciadamente, en este ambiente es así. Si hay dos personas igualmente capacitadas y una es más linda que la otra, eligen a la más bonita.

-Y a usted, la belleza, ¿qué puertas le abrió?

-¡Pará! Yo no me creo la Angelina Jolie argentina (risas). Tener un cuerpo tipo de vedette, al principio de mi carrera, me jugó en contra, porque no me daban lugar como cómica o comediante. Además, lo que yo hago sólo lo hacían los hombres. El humor era un ambiente dominado por hombres. A las mujeres nos costaba entrar y si, encima, tenías buen cuerpo, peor, no te daban bola.

-¿Qué puerta la gustaría abrir?

-La de la maternidad.

-¿Es su asignatura pendiente?

-Sí, por supuesto.

-A los conflictos, ¿las elude o las enfrenta?

-Los enfrento, pero no a los gritos. No sé si con diplomacia, pero con respeto. Jamás eludo algo. No me gusta esconder la tierra bajo la alfombra.

-¿Qué corregiría de usted?

-La impuntualidad. Ese defecto me juega en contra.

-¿Pide permiso o arremete?

-Arremeto. Prefiero pedir perdón que pedir permiso.

-¿Planifica el futuro?

-No. Para mi todo es aquí y ahora. Intento vivir el momento. Además, cada vez que planifiqué algo me salió mal, así que, por cábala, no planifico nada (risas).

-De la convivencia, ¿qué le cuesta?

-Compartir el baño. Me gusta bañarme con tiempo, ponerme las cremas, mirarme al espejo y, de paso probar coreos y personajes

-Su baño, ¿es una sala de ensayos?

-Casi, porque tiene buena acústica, lindos espejos y mientras se me secan las cremas, aprovecho para crear (risas).

-¿Qué tiene de bueno vivir a su lado?

-Creo que es bueno convivir a mi lado porque tengo muy buen humor y que soy muy divertida. En eso, me considero distinta. Le pongo mucha onda a la vida.

-¿Elegiría una persona como usted para convivir?

-Sí, pero seguirme el ritmo, no es fácil.

-Por último, ¿qué propone para frenar la violencia de género?

-A pesar de la fuerza que hacemos, de las marchas, de las charlas y de toda la movida, los femicidios crecen año tras año. No sé cómo se frena tanta violencia, pero creo que lo esencial es denunciar. Hay que hablar, porque callar es avalar.

-¿Con qué colegas formaría una sociedad?

-No sé. Así estoy muy bien. Quizás más adelante me gustaría juntarme con colegas para hacer algo dramático en cine o ficción en televisión.

-En el humor, ¿ocupa el lugar que merece?

-Pienso que ocupo un lugar muy importante en mi rubro. Creo que rompí con ciertas estructuras. Igualmente, quiero seguir creciendo.

-¿Cómo es su ambiente por dentro?

-Develarlo es como sacarle la nariz al payaso. Muchos piensan que los artistas vivimos en una burbuja, pero lloramos, sufrimos y fracasamos como todos.

“Si vas por la vida sin temores sos un kamikaze”

Fátima Flórez cree que el miedo es inherente al ser humano y piensa que “mientras sea en un grado chiquito y no domine tu vida, está bien que exista. Ir por la vida sin temores te transforma en un kamikaze. El miedo sirve para poner límites, para manejarte con mayor cautela. A mí el miedo nunca me gobernó ni me paralizó. Yo no le tengo miedo al miedo”.

La entrevistada cree que cuando un allegado le manifiesta que siente miedo: “Hay que escucharlo para que se desahogue. Yo, desde mi lugar, le expreso mi opinión, le doy mi consejo y mi cariño. Pienso que cuando uno da su amor y brinda su corazón, los miedos aflojan”.

Fátima admite que, en general, no expresa sus temores. Ella prefiere arreglárselas sola: “No me gusta llevarle problemas a los demás. Soy muy católica y con mi rezo desahogo los nudos de los miedos, los hago chiquitos, hasta que desaparecen”.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados