La actriz, una de las más perjudicadas por esta filtración de imágenes, pidió a las autoridades de su país que investigue el hecho y encuentren a los culpables. La mujer de los pechos gigantes se pronunció en la misma línea

La difusión de las fotos hot de decenas de estrellas del cine y la televisión estadounidense se ha convertido en un hecho que no tiene parangón en esa industria. Si bien hay antecedentes internacionales como la intromisión del recordado Camus Hacker en varias computadoras de famosos autóctonos, lo cierto es que el hecho no fue tomado en cuenta en el exterior.

Pero, lo impensable ocurrió y ahora estrellas de la talla de las consagradas actrices Jennifer Lawrence, Kirsten Dunst, la cantante Ariana Grande y la cotizada modelo Kate Upton han visto, impotentes, como imágenes tomadas en la intimidad de sus hogares son de dominio público, algo que podría destruir sus carreras.

El tamaño de este ataque y el hecho de que haya perjudicado a mujeres que están bajo la constante lupa de los medios reavivaron en Estados Unidos el frecuente debate sobre el límite entre la privacidad en línea y la misoginia en internet.

"Esta es una flagrante violación de privacidad. Contactamos a las autoridades e irán detrás de cualquiera que suba a Internet las fotos robadas de Jennifer Lawrence", dijo el representante de es actriz a la prensa.

Por su parte, la modelo Kate Upton manifestó a través de su representante que tiene "la intención de perseguir a quien difunda o reproduzca esas imágenes obtenidas de manera ilegal". Las fotos de la cotizada rubia de 22 años –modelo predilecta de la publicación Sports Illustrated- la muestra posando totalmente desnuda y también manteniendo relaciones sexuales con su pareja, el jugador de béisbol Justin Verlander.

De esta manera, un vocero del FBI, informó que se investigará esta filtración informática en la que se buscará dar con la identidad del o los hackers que han estado detrás de la misma.

La actriz de Nickelodeon Victoria Justice, que pasó de ser objeto de admiración de los más chicos a convertirse en musa de sus padres, negó en Twitter que las imágenes vinculadas a ella fueran reales. Lo mismo habría ocurrido con la cantante pop Ariana Grande, cuyo representante declaró al portal web BuzzFeed que las fotos atribuidas a su clienta eran "completamente falsas".

Sin embargo, la actriz  Mary Elizabeth Winstead –que suele trabajar casi exclusivamente dentro del género cinematográfico del terror - sí confirmó que algunas de sus fotos privadas estaban circulando en internet y condenó tanto a los atacantes que las difundieron como a los curiosos que les hacen clic.

 "A aquellos que están mirando las fotos que tomé con mi marido hace años en la privacidad de nuestro hogar, espero que se sientan bien", tuiteó. "Sabiendo que estas fotos fueron borradas hace mucho tiempo, solo puedo imaginar el esfuerzo retorcido que implicó hacer esto. Lo siento por todos aquellos que fueron víctimas de piratería", añadió en otro mensaje de la red del pajarito.

Otras aparentes víctimas del robo masivo –y que aún no confirmaron o directamente negaron que sean reales- fueron las actrices Amber Heard, Scarlett Johansson, Wynona Ryder, Kaley Cuoco, Kate Bosworth, Keke Palmer y Kim Kardashian.

 

      Embed

¿El robo del siglo?


Según una investigación preliminar, realizada por expertos en seguridad informática de la página de internet The Next Web, los piratas informáticos habrían hallado una grieta en el sistema de seguridad del servicio de Apple denominado "Find my iPhone", una aplicación que rastrea vía GPS los aparatos perdidos o robados, y a través de la misma habrían ingresado a cuentas de iCloud, el servicio de almacenamiento de datos en la nube ofrecido por Apple

A partir de ese momento, el o los hackers comenzaron a difundir las fotografías que iban obteniendo, y que al parecer serían cientos, a través de cuentas de Twitter.

La escala de esta filtración fue notoria el domingo, cuando los usuarios de 4chan -una comunidad en línea que ha sido criticada con frecuencia por su misoginia- comenzaron a publicar las fotos.

Apple ya reparó esta supuesta grieta, indicó este informe, pero no a tiempo de evitar que las imágenes se difundieran entre la comunidad de "hackers".

Los responsables de Twitter comenzaron a suspender las cuentas que vinculaban a las fotos de Lawrence y de las otras actrices, según informó el sitio Masheable.

Esta filtración también representa un desafío de relaciones públicas para las empresas tecnológicas, como iCloud, DropBox y GoogleDrive que llevan años promocionando sus sistemas de almacenamiento en línea como un refugio donde los usuarios pueden guardar toda su información de una forma supuestamente muy segura.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados