Líder de la taquilla teatral cordobesa, ratificó su carisma con Atrapados en el Museo. Sus razones, la división de tareas con Pau, las redes y las expectativas de Filipa.

Desde sus inicios, hace cinco temporadas, la propuesta que lleva al frente Pedro Alfonso con el aval de la productora Dabope, arrasa de manera inevitable con el primero o segundo lugar resultando un clásico de cada verano en la cartelera de la Villa cordobesa. Pero en esta ocasión, Atrapados en el museo, la desopilante comedia con efectos especiales y fantasía que sube al amplio escenario del Teatro del Lago, lidera la taquilla de manera contundente.

El clima es triunfal y de celebración. Sin embargo, el ex productor de Marcelo Tinelli y ex campeón de Bailando por un sueño que con su simpleza y naturalidad supo conquistar al público masivo, se toma el vuelto con calma y responsabilidad, muy lejos de los falsos fulgores y artificios.

‘No hay que buscar explicación sino trabajar desde temprano durante el año para llegar con tiempo al verano. Siempre trabajamos pensando en la gente que por ahí nos viene a ver todos los años. Trabajar para que se sigan sorprendiendo, se sigan divirtiendo y lo más importante que salgan contentos para que vuelvan con ganas el año que viene. Se da y es muy emocionante cuando hablas con la gente y te sacan fotos afuera y dice que hace 4 años que vienen todos los años’, reflexiona Peter cómodamente instalado en su camarín, a sabiendas de que los éxitos no tienen respuestas ni cuestionamientos.

‘Desde que estamos en funciones ya empezamos a tirar ideas y durante el año estamos con reuniones. Siempre hay un contra reloj igual pero este año llegamos muy bien y tuvimos un muy buen debut’, señala mientras coloca el acento en el tesón del trabajo y la minuciosa elaboración del producto. ‘Trabajamos en un equipo, cada uno le va dando forma. La idea es buscar sorprender, apuntar a la familia y tener la parte tecnológica. La gente cambia la obra. Las risas, lo que funciona, todo es nuevo cada función’, sostiene del espectáculo suceso de Carlos Paz en el que intervienen Julieta Prandi, Freddy Villarreal, el Bicho Gómez, Micaela Viciconte, Macarena Rinaldi y Rodrigo Noya, bajo la dirección de Carlos Olivieri y el libro de Martín Guerra.

Menos bailando

‘Este año no es como otros años que apelábamos más a figuras del Bailando. Con todos queríamos trabajar. Con Flor y Rodri que ya habíamos contactado la temporada pasada. Esta vez no influyó creo mucho el Bailando’, responde sobre los dos ex integrantes del certamen de Tinelli, junto con Macarena Rinaldi, que componen el actual elenco de la pieza que ya lleva más de 7500 espectadores provocando la furia de Flavio Mendoza que ocupa el segundo puesto. Pedro Alfonso comprende la finitud del reto y quizá por eso se muestra ante los laureles como los fracasos con una actitud relajada. El año pasado lo vivió en carne propia cuando transitó una temporada fallida de Bailando por un sueño en la que se bajó sin pena ni gloria. ‘No funcionó. Yo le metí todo y sentía que eso podía pasar. Lo viví muy tranquilo. Traté de hacer otras cosas y fue cómo que no gustó. Pero muy tranquilo con el camino que tomé porque sentía que algo tenía que romper. Había que sorprender con algo porque ya estuve en muchos ‘Bailando’. Pero no tuve mucho tiempo y así fue. Eso es lo mágico: que no se sabe cómo va a funcionar y estas cosas pasan’, agrega expectante y movilizado ante la dulce espera de su mujer Paula Chaves y la llegada de su tercer hijo. ‘A principio de año estuve tranquilo porque Paula estaba con Bake Off y yo llevaba a los chicos a la escuela y nos repartíamos las tareas porque Pau se iba todo el día. Después surgió lo del Bailando y cuando me fui ya me puse de lleno con todo esto’, resume este intérprete.

"‘Quiero estar tranquilo y bien abocado. Otros años llegaba a la temporada con otras cosas: con el Bailando, haciendo una ficción o algo. A mí me gustar estar todos los días pendientes de esta obra’, asume el muchacho que protagoniza Atrapados en el museo.

Acaso esta sea su principal virtud al momento de encarara cada uno de los proyectos que decide para Carlos Paz. Así y todo, la hipotética chance de mudar sus propuestas no parece sorprenderlo.

Es sabido que los éxitos no se tocan, ¿pero alguna vez pensaron en ‘jugarse’ a hacer una temporada en Mar del Plata aun siendo tan ‘angelado’ para uds Carlos Paz?

-No, tendría que pensarlo. Pero lo hemos hablado alguna que otra vez y siempre termino viniendo acá. Estoy feliz de venir a Carlos Paz. De todos modos, antes de que empiece la temporada los nervios de no saber qué va a pasar siempre están. Por suerte la gente nos recibe muy bien, no solamente los que vienen de vacaciones sino toda la gente de Córdoba.

Al parecer, la química entre Peter y esta provincia resulta determinante año tras año.

Monarcas en Instagram

No es novedad que Pedro Alfonso y su mujer Paula Chaves marcan tendencias en las redes. Entre los dos, sólo en Instagram, suman casi 5 millones de seguidores. Pero él, con su característica sencillez, lo transita con aplomo y cierta sabiduría.

‘Nosotros casi que lo hacemos de forma natural. No tenemos muchas charlas de cómo manejarnos. Las redes las usamos muy poco. No estoy todo el día grabando, no somos de contar tanto’, aclara Peter. ‘Nos gustan las fotos y las subimos, pero de forma muy natural. Cuando estábamos en un reality lo teníamos que hacer porque todo cobraba más dimensión. Pau es más activa que yo, pero lo hacemos muy natural’, insiste.

Aún así prefiere manifestarse con cautela en relación al fenómeno que casi de manera automática se hizo natural para ellos.

‘Hay que tomarlo con mucha tranquilidad tanto los elogios como las críticas. Yo siempre me quedo con las cosas lindas y no con lo negativo. Puedo leer una crítica y las tomo si son constructivas. y me parece bien pero después ya las agresiones no las tomo. Jamás contesto una agresión. Te puede doler, que se yo, pero pasa’, asegura el hombre que de estar detrás de cámaras paso a ser una figura nacional.

Con la sinceridad que lo distingue prefiere compartir su vivencia sin estridencias ni exageraciones.

‘Como era yo de chico y adolescente y en mi entorno familiar y amigos les sorprende menos que a mí. A mí me sorprende más lo que pasó conmigo, pero ellos lo ven como algo que se tenía que decantar porque decían que era gracioso y me veían condiciones’, concluye casi con timidez.

"Al primero que llamamos para Carlos Paz fue a José María Listorti"

La buena vibra y la confianza, no son temas que eluda Alfonso al momento de pensar con quién le gustaría compartir cada uno de sus proyectos. De hecho, uno de ellos, se volvió una suerte de socio silencioso a la hora de imaginar alguna propuesta creativa, en cualquier formato que sea. ‘Siempre es el primero que llamamos para que venga a Carlos Paz’, indica Pedro de José María Listorti con quién supo formar una potente dupla actoral. ‘Este año está conduciendo (Hay que ver, por Canal 9) o siempre se va de vacaciones. Pero es el primer llamado que hacemos y algún día se dará porque hacemos muy buena química’, señala de su coprotagonista en las películas Socios por accidente I y II y Cantantes en guerra. ‘Con Listorti se dio que la primera película funcionó, la segunda también, la tercera menos y se enfrió un poco la dupla laboral, nada más’, repasa su compañero de ruta y sin embargo, advierte a DIARIO POPULAR: ‘Volvería a trabajar en cualquier momento’, confía Peter que aún no tiene definido el resto del año laboral. ‘Por ahí en alguna ficción me gustaría estar. Estamos con toda la energía acá ya estamos a mitad de temporada. Por ahí vamos con otra obra a Buenos Aires, no lo sé aún. Pero proyectos hay’, garantiza. Dependerá de esto para que, entre otras cosas, pueda repetir su experiencia con el conductor y amigo de Showmatch.

De bajarse de la temporada a la cautela por la llegada de Filipa

Paula-Chaves-y-sus-hijos.jpg

A fines de año y faltando sólo un día para fotografiar la marquesina de Atrapados en el museo, Paula Chaves se bajó de la obra. Las explicaciones sólo redundaban en lo que más tarde confirmó: estaba embarazada a la espera de su tercer hijo. Pedro da cuenta del especial momento que atraviesan y los pormenores a la hora de dar la noticia.

‘Esperamos los 2 meses para que estén bien todos los estudios y la prudencia habitual. Si llegaba a pasar algo malo ella no tenía que dar explicaciones de nada ni recibir pésames ni mensajes ni nada, como ya sucedió’, comenta este actor al momento de precisar la buena nueva. ‘La verdad es que la había pasado muy bien el año pasado y éste quería estar, pero ya se le notaba mucho la panza. Que Oli empezaba la primaria y no nos gustaría que falte fue verdad’, asegura el padre de Olivia y Balthazar.

Por la premura al bajarse de la temporada teatral el embarazo parece no haber sido planificado. ¿Buscado o de improviso? -Fue un poco de todo. Buscado y no. Vino rápido y estamos felices. Creo que nos va a cambiar. De dos a tres hay diferencia. Yo siempre digo que tengo dos brazos no tres. Pero nos vamos a acomodar bien. Oli está feliz porque va a ser mamá ella también. Se van a llevar 3 años entre los tres. La felicidad que completará a la familia para mediados del mes de agosto, hasta el momento, llevará el nombre de Filipa. ‘Yo elegí el nombre de nuestra hija mayor, Olivia y Paula eligió el de Balthazar. Filipa nos gusta a los dos, pero yo quería tener alguna otra opción’, comenta Peter con entusiasmo. ‘La abuela de mi papá se llamaba Felipa. Filipa se lo leía Paula de un libro de nombres como fue con Olivia y nos gustó. No es que no me guste, pero estoy buscando otras opciones. Balthazar fue decisión de Pau. No me metí mucho porque no me gustan los nombres de hombre y el de nena estoy buscando. Me gustaba Isabel, pero con Alfonso iba a sonar como Isabela. Aún no definimos si será Filipa’.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados