La actriz dio que hablar en su excelente interpretación de una víctima de volencia de género en el film "Crímenes de famiia" y ahora nos cuenta de su partcipación en la película animada "Lava".

Si hay alguien que en los últimos años ha tenido un crecimiento exponencial en su carrera, esa es Sofía Gala Castiglione, quien en las últimas semanas ha logrado cautivar al público con su personaje en "Crimenes de Familia" y que ahora se prepara para volver a impactar con "Lava", una nueva producción cinematográfica animada en la que participó.

También analizó, en diálogo con Diario Popular, los desafíos para la industria artística post pandemia, la necesidad de alcanzar nuevos protocolos para el trabajo y los prejuicios de que debió afrontar por ser la hija de Moria Casán.

-¿Con qué se va a encontrar el público en Lava?

-Lava es una película apocalíptica, tecno apocalíptica porque está muy centrada en la tecnología. Para mí es una de esas películas casi de futuro inmediato, más allá de que es un delirio. El que lo conoce a Ayar sabe de qué va lo que hace. Esta cuestión de la tecnología, los celulares y la electrónica, de cómo todos estamos tan acostumbrados a vivir con eso y la situación de que pasaría si todo esto comienza a fallar, volverse en nuestra contra y convertirse en otra cosa. Desde ese lugar se vuelve, a mí parecer, súper interesante y tiene un humor muy característico de Ayar, que es un humor genial y súper divertido. Me parece que la animación a este nivel, que no sea necesariamente para niños sino para todas las edades, está buenísimo.

-Acá no ponés el cuerpo. ¿Qué desafíos representa ponerle voz a una animación?

-Bueno, es un montón porque también poner el cuerpo, para un actor, es atravesar con lo que estás haciendo. Cuando uno interpreta, interpreta con todo: con el cuerpo, la voz, la cara y las emociones. Entonces están buenísimos estos nuevos ejercicios, como ahora también está habiendo radioteatros o audiolibros, todas estas cosas donde simplemente tenes que trabajar la voz y con esa voz llegar al otro, al que te está recibiendo; con esa voz y con un cuerpo que no es el tuyo.

A mí, particularmente, me interesaba que Ayar es un director que tiene todo un mundo de seguidores, con una manera de expresarse muy particular. Me interesaba porque es cómo los actores de Woody Allen, que siempre alguno es Woody Allen me interesaba trabajarlo desde ahí y en mujer ser un poco Ayar, tener un poco de sus modos, la manera de hablar y de poder formar parte de ese mundo en el que él -cuando no está actuando con actores- hace las voces de todos sus personajes. Ayar trabaja con una manera y un universo muy personal y particular, entonces me interesaba acercar ese personaje, con la personalidad del mismo, al mundo de él.

-Más allá de tu personaje en Lava, que tiene una personalidad muy fuerte, en las últimas semanas también se estrenó "Crímenes de Familia", en donde también encarnaste un personaje intenso. ¿Cómo fue el proceso para encarnar a Marcela?

-Creo que como mujer todas nos podemos llegar a sentir, en mayor o menor medida, identificadas con Marcela. No a todas nos pasó lo que le pasa a ella, algo tan extremo, pero sí todas en algún momento le tuvimos miedo a un varón, tuvimos miedo de hablar y todas en algún momento sentimos esa diferencia, tanto en la Justicia como en lo social, de ser una mujer frente a un varón que es violento verbal o físicamente. Entonces, desde mi lugar trate de entenderla y ponerle algo que es universal, más allá de si atravesamos esa historia o no, que es cuando nos animamos a decir. Esta es una gran batalla ganada por nosotras en los últimos años, el poder decir más allá de que lo que se nos devuelva sea lo que sea; me interesaba eso, cuando la leí a Marcela me identifiqué con ella en un montón de cosas y me interesaba eso de que las mujeres, cuando vean la película, puedan sentir lo que sentí yo, esa identificación.

Ser mujeres es algo que realmente nos une, nadie excepto una mujer sabe lo que puede llegar a vivir la otra. Ya cuando nacemos, por ser mujeres, hay unas reglas y determinadas cosas que nos suceden solo a nosotras; creo que es ahí donde tendría que aparecer la identificación, la sororidad y la hermandad entre nosotras, que creo que es algo que estamos descubriendo ahora.

-En un momento de la película, tu personaje dice “al final fue peor el remedio que la enfermedad”, en referencia al rol de la Justicia ante las denuncias de una mujer…
-Claro, porque al hacer ella la orden perimetral y él al no cumplirla, y a pesar de eso la Justicia no controla nada… te ponen la restricción pero no van a chequear a tu casa, no te están protegiendo, es solamente un papel. Entonces la otra persona, en este caso el violento, se enoja todavía más porque le pusiste la orden perimetral y la rompe porque nadie hace nada; esto pasa todo el tiempo en la Ley con las mujeres. ¿En cuántos casos de femicidios, esas mujeres habían denunciado a ese violento e igual las mataron? Los denuncian 300 veces antes y no les dan bola, no hay cuidado. Del lado de la Justicia nos falta recorrer un camino muy largo en ese sentido.

-Además de Marcela, últimamente estás interpretando papeles jugados como en Alanis o Madraza. ¿Qué es lo que te atrae a la hora de aceptar un personaje?
-Cuando elijo un trabajo siendo actriz, y nada más que actriz, a vos te llega un guion y la verdad como va a terminar ese guion nunca se sabe: puede ser un guion genial y terminar siendo una película de mierda y viceversa. Uno nunca sabe cómo va a terminar porque es algo que no está en tus manos, únicamente tenes el rol que te dan.

En mi caso me interesa que los roles me modifiquen, nunca empiezo y termino una película de la misma manera. Necesito atravesar, trabajo de esto porque tengo muchas emociones adentro mío y necesito más que las que tengo en mi vida, para poder vivir y no enloquecer. Entonces siempre que veo un personaje, siento que ella es lo que yo voy a atravesar, lo que voy a sentir y vivir por todo esto que el personaje me está proponiendo.

Mi rigurosidad tiene que ver con que quiero atravesar yo, qué emociones, cuales me van a servir emocionalmente cuando las haga. Obviamente después viene todo lo demás porque es un trabajo,pero eso es lo principal.

-¿Sentiste alguna vez que por ser la hija “de” tuviste que demostrar aún más tus dotes como actriz?
-Creo que eso me pasa aún hoy, a uno en general le dicen “ah, no pero vos sos la hija de… te fue todo mucho más fácil” y en realidad es muy distinto a lo que se cree, es todo lo contrario. Porque al ser la hija “de”, siempre hay una cosa para el mainstream de que vas a ser la hija “de”; no importa si yo hice 30 películas, para una gran cantidad de personas sigo siendo la hija falopera de Moria Casán yeso no va a cambiar nunca. Pero yo nunca trabajé para la mirada ajena, no me puedo hacer cargo de lo que les pasa a los demás. Yo no me puedo hacer cargo de eso, no trabajo para los demás, siempre me esforcé y me esfuerzo desde el primer día por mí y los demás que se curtan, no puedo estar atrás de la gente para convencerlos de que vean tal o cual cosa en mí.

"LA SOBREEXPOSICIÓN ME HIZO MUCHO MAL"

"Me parece que en el Cantando 2020 hay una sobreexposición muy fuerte, en el que quien va tiene que tener muchas ganas de ser famoso y a mí no me interesa ser famosa. Soy famosa desde que nací pero no me interesa la fama, no me interesa que me quieran por ser popular me interesa expresarme y que la gente vea eso que yo quiero dar", dijo Sofía Gala y afirmó que le "encanta" ver el ciclo pero "nunca podría estar en ese lugar, a mí la sobreexposición me hizo mucho daño y no me gustaría volver ahí para nada".

"¿Para qué voy a ir a cantar o bailar si no lo sé hacer? Vas a hacer el ridículo, vas porque querés ser famoso y todo te chupa un huevo vas a exponerte masivamente en una situación en la que estas en pelotas. Eso a mí no me cabe pero soy totalmente respetuosa de quienes lo hacen, lo consumo pero tampoco soy una gran espectadora de Tinelli".

Sobre el rol de Moria Casán en el jurado del envío de El Trece, indicó: "Siempre me gusta lo que mi mamá hace, mi mamá es una mujer transgresora y sabe más que nadie jugar el juego televisivo, entonces te da televisión todo el tiempo". Y consideró que "como todos los transgresores no siempre te puede gustar lo que hacen y a veces la pifian, pero de eso se trata: de no gustarle a todo el mundo todo el tiempo".

"A mí ella me hace reír, logra un gran momento televisivo. No la veo como a mi mamá… es algo que me pasa desde chica.Y me parece valorable que sepa jugar y se enoje. Yo eso es algo que no podría hacer jamás", concluyó.

"A TODO LO QUE ES FICCIÓN SE LO HA ABANDONADO UN POCO"

Sin lugar a dudas, la pandemia del Covid 19 golpeó fuertemente a la industria del arte en nuestro país. Es por ello que Sofía Gala insistió en la necesidad de que el Gobierno nacional apoye al sector y que se avance con protocolos para poder volver a trabajar: "la industria del entretenimiento, principalmente del cine y del teatro, hace años que en este país está golpeada, la verdad ya venía de una situación muy complicada", aseveró.

Al mismo tiempo que consideró que "el levantamiento va a ser complejo y complicado, para todo se van a tener que rearmar estructuras: para reabrir un cine, un teatro o lo que sea son todos protocolos y cosas que llevan tiempo. El desafío va a ser cómo seguir adelante a partir de acá y espero, porque es algo que ya venía pasando, que el independiente no desaparezca" y remarcó que "con la situación actual se vuelve todo el doble de caro pero igual no hay protocolos para comenzar a filmar ficción, tampoco para abrir un teatro. Agradezco no ser productora en este momento".

Sobre esa misma línea, la actriz expresó su anhelo de que "el Gobierno apoye, lo más que pueda, a la cultura, es muy importante en este momento; yo siento que a todo lo que es ficción se lo ha abandonado un poco" y afirmó que las plataformas de streaming serán un pilar fundamental para expandir la industria nacional.

"Pero si no producís, ¿qué van a mostrar? Para producir se necesitan protocolos, se necesita plata que Netflix la tiene pero es super comercial nosotros tenemos toda una industria del cine y el teatro que no es comercial, eso Netflix no te lo acepta porque son para una determinada clase de público", argumentó.

En tanto sobre la necesidad de que las asociaciones de actores insistan con los protocolos para que vuelva la actividad, Sofía señaló que "es un problema general, no sé decir cuánto están insistiendo o no porque no estoy en ese lugar. Pero creo que después de seis meses debería haber algo más armado, no sé de quién es la culpa ni quiero acusar a alguien porque realmente no tengo ni idea" y concluyó señalando: "lo que sí sé es que yo tenía dos ficciones a medio terminar y todavía no se pudieron reiniciar ninguna de las dos".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados