En este informe especial de DIARIO POPULAR, un repaso minucioso por la performance de los hombres encargados de impartir justicia. Darío Herrera encabeza el ranking de yerros, y Boca fue el que más provecho sacó...

Los nombres propios de beneficiados y perjudicados

El fragmento de “Cambalache”, de Enrique Santos Discépolo “... el que no llora, no mama...” se aplica recurrentemente en todos los órdenes de la vida cotidiana, incluyendo al fútbol, como una suerte de “deporte” paralelo.

Día a día, fecha a fecha, partido a partido, el común de escuchar quejas acerca de la labor de los árbitros acusando perjuicio gana un amplísimo espacio en todo el ambiente. Desde los hinchas mismos hasta todos los niveles, que son atravesados impiadosamente: jugadores, entrenadores, dirigentes y periodistas. Y pseudo-periodistas o “periodistas-hinchas”, que nada aportan a la dignificación de la profesión más que sinrazón y ausencia de análisis.

TABLA DE POSICONES EQUIPOS

Nos planteamos desde comienzo del campeonato 2016/17 una inquietud traducida en un trabajo cuyos resultados presentamos en ésta página y la siguiente: ¿Tienen fundamento las quejas que realizan los hinchas de todos y cada uno de los clubes? ¿Cada uno, según su enfoque apasionado, se siente el más perjudicado por los árbitros y dicha presunción se ajusta a la realidad? ¿O cada uno meramente tira agua para su molino y sólo cree en ver fantasmas en su contra, sin reconocer que el fútbol da y quita por partes y que no todas son “pálidas”?

Aquí, analizaremos el resultado de un relevamiento partido a partido que realizamos en este diario en lo que hace a fallos arbitrales con directa incidencia en el marcador de los partidos. No fallos circunstanciales y no menos importantes, como expulsiones u off sides, sino fallos que indudablemente perjudicaron a cada equipo y modificaron resultados. Como para que cada hincha se identifique y a su vez analice, si su apasionamiento concuerda con lo visto.

LEA MÁS:

Boca Juniors, además de campeón, fue el equipo más beneficiado por los arbitrajes en fallos de directo impacto en el resultado. Diríamos que en coincidencia con un corrillo generalizado. Y Central, el más perjudicado. De los clubes denominados grandes, River Plate fue el quinto más favorecido, Racing séptimo y San Lorenzo, octavo, siendo Independiente el menos favorecido (21º sobre 30).

De los equipos que descendieron. Quilmes fue uno de los más perjudicados (26º) y Aldosivi el “más”, situándose 29º. Mejor les fue a Atlético de Rafaela (13º más favorecido) y Sarmiento (17º).

Estudiantes fue el segundo más beneficiado detrás de Boca y Arsenal quedó sexto, desafiando aquéllo de que “ya no está Grondona para apoyarlo”. Huracán, otro quejoso recurrente, fue uno de los diez más beneficiados. Y allí está la tabla para más datos. ¿Y, tu club fue el más perjudicado, o no?

Boca celebra en la Bombonera

Los árbitros en los que menos pudimos confiar

Así como presentamos a cada club dentro del rubro “beneficiados o no por los árbitros”, en esta sección puntualizaremos con nombres y apellidos a aquellos árbitros que resultaron más nocivos para el marcador final de los partidos, en un “ranking” que fue del más perjudicial al menos perjudicial, más allá de la cantidad de cotejos protagonizados por cada uno. El resultado prima facie marca que Darío Herrera incurrió en la mayor cantidad de fallos de directa incidencia en el resultado final del partido y que atendiendo a su constante exposición fecha a fecha, sin pausas, Patricio Loustau salió indemne en gran medida, puesto que falló mal apenas dos veces, en dos partidos, Boca-River (un off side mal cobrado a Gonzalo Martínez en posición de gol y una mano-penal de Guzmán, de Patronato, que perjudicó a Quilmes. Más nombres, a la vista.

POSICIONAMIENTOS

El imaginario popular no se equivocó demasiado con ellos. Además de Herrera (11 fallos que perjudicaron a diez equipos) quien tiene aceptables condiciones y mucho futuro más por edad que por capacidad dentro de la actividad arbitral, pero a su vez mucho por pulir, Silvio Trucco dejó tela por cortar en segundo lugar (9 fallos perjudicando a ocho clubes), seguidos por Diego Abal, Jorge Baliño y Germán Delfino. Más atrás, Fernando Rapallini, con un cierre de torneo muy controversial, lidera un lote de segundo orden, que integran Federico Beligoy, Mauro Vigliano, Fernando Espinoza y un “mimado” por el comité arbitral de la FIFA, el mundialista 2014 Néstor Pitana, de reciente actuación -correcta- en la Copa de las Confederaciones, en Rusia.

Dario Herrera

La tabla que publicamos incluye a 24 árbitros que dirigieron el torneo de Primera División, desde el más perjudicial para el resultado, al menos perjudicial. No analizamos actuaciones superlativas, que las hubo. Pocas, pero las hubo. Los árbitros argentinos, internacionales o no y algunos en vías de serlo, transitaron por un océano de dudas acerca del cumplimiento de las modificaciones reglamentarias imperantes desde el 1º de julio de 2016, y se fueron en amagues un año después, sin aplicar bien el nuevo criterio de las “manos” para cobrarse penal y otros detalles del juego activo. Les viene un futuro de recomposición. No exentos de polémicas.

LAS ACCIONES CRITICABLES

Néstor Pitana, en San Lorenzo-San Martín de San Juan (2-2), penal mal dado al Ciclón por simulación de Merlini, más una mano-penal de Caruzzo no sancionada.

Penal - San Lorenzo vs San Martín de San Juan

Darío Herrera, en Independiente-Godoy Cruz (2-0), anuló mal un gol de Diego Vera por off side inexistente.

Gol anulado - Independiente vs Godoy Cruz

Juan Pablo Pompei, en San Lorenzo-Defensa (2-0), anuló mal un gol de Kaprof por off side.

Gol anulado - Defensa vs San Lorenzo

Darío Herrera, en San Lorenzo-Vélez (2-1), no cobró un penal sobre Pavone, como tampoco uno en perjuicio de Blandi.

Mauro Vigliano, en River-San Martín de San Juan (1-1), no sancionó una mano-penal de Maidana.

Darío Herrera, en Estudiantes-Gimnasia (0-0), no cobró una mano de Viatri previa a una falta de Guanini sobre el delantero, que era penal.

Diego Abal, en Atlético Tucumán-Boca (2-2), dos goles mal anulados por off sides al equipo local.

Gol anulado - Atl Tucumán vs Boca

Mauro Vigliano, en Huracán-Racing (1-1), convalidó el tanto local con “planchazo” de Pussetto.

Planchazo - Huracan vs Racing

Darío Herrera, en Banfield-Boca (0-2), anuló mal un gol de Cvitanich por off side.

Gol anulado - Banfield vs Boca

Fernando Espinoza, en Gimnasia-Quilmes (3-1), cobró penal para el local y la falta fue afuera del área.

Nicolás Lamolina, en Independiente -Vélez (1-1), no otorgó penal de Figal a Pavone, patadón mediante.

Federico Beligoy, en Atlético Rafaela-Quilmes (1-1), anuló un gol legítimo de Andrada y dio mal el penal para el local.