La Selección Argentina, parada en el umbral de un nuevo sueño, buscando volver al trono luego de más de 25 años. Colombia y Paraguay, los grandes desafíos de la primera fase

La Copa América de Brasil 2019 le dará una nueva chance al seleccionado argentino de cortar por fin la malaria que lo persigue. El último título en certámenes de mayores se consiguió justamente en esta competencia: fue en 1993, en Ecuador, donde el equipo de Alfio Basile venció a México en el encuentro decisivo -2 a 0, con dos goles de Gabriel Omar Batistuta- y dio la vuelta olímpica por segunda vez consecutiva, ya que también lo había hecho dos años antes en Chile. Después de aquella consagración en el estadio Monumental Isidro Romero Carbo, de Guayaquil, la alegría se fue siempre con otros y nos dejó acumulando bronca durante casi 26 años.

¿Se acabará la mufa esta vez? Ya en tierra brasileña, al conjunto de Alejandro Sabella se le escapó por muy poco el Mundial 2014. Ganar allí, en la casa del eterno rival futbolístico, tenía un encanto especial, y el deseo llegó hasta la final. Los alemanes terminaron alzando el trofeo más importante en el Maracaná, pero ahora, como el país organizador es el mismo de aquella oportunidad, la espera trae recuerdos y alienta la ilusión de que el cierre esta vez sea distinto, aunque la formación de hace cinco años estaba armada y la actual se encuentra en otra etapa, en la cual mandan el recambio y una lógica incertidumbre que acompaña la gestión de Lionel Scaloni.

ADEMÁS:

La Selección Argentina viaja a Brasil para jugar la Copa América

Wanda Nara: "Si Mauro Icardi me lo pide, renuncio a ser su agente"

Argentina fue subcampeón en cuatro de las últimas cinco ediciones: en 2004 y en 2007 Brasil se transformó en verdugo, primero por penales y luego con un contundente 3-0, y las más recientes, en 2015 y 2016, se escurrieron también en sendas series de tiros desde el punto del penal contra idéntico adversario: Chile. Curiosamente, la restante registró un adiós en cuartos de final como local en 2011, pero en definitiva, los datos seguramente desparramarán opiniones contrapuestas, entre los que valoran los méritos acumulados para llegar al capítulo decisivo en cuatro torneos y quienes ven el costado frustrante y negativo de la cuestión.

Nuevamente asoma una luz de esperanza, con Lionel Messi como estandarte, más un pequeño grupo de “sobrevivientes” de su camada y mayoría de jugadores que buscan estar a la altura de las exigencias y del peso de la camiseta celeste y blanca. De todos modos, solamente el propio desarrollo de la Copa entregará respuestas, en cuotas de noventa minutos cada una.

A partir del debut ante Colombia, entonces, veremos qué camino recorremos y si podemos celebrar después de tanto tiempo o si la racha adversa se extiende y nos sigue torturando. Hablando de Colombia, la selección del portugués Carlos Queiroz (en la era post Pekerman) asoma como uno rival de cuidado. Mucho más que Paraguay, dirigida ahora por el argentino Eduardo Berizzo, ya que la selección guaraní empieza un período de reconstrucción y si bien tiene algunas figuras (como el ex Lanús Miguel Almirón), todavía mantiene a varios de la vieja guardia en el ocaso de su carrera. La incógnita lógicamente es Qatar, invitada a esta Copa y que vendrá seguro a hacer un papel lo más digno posible.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados