El ex jugador del Milan participó como candidato en las elecciones que se desarrollaron ayer en el país africano. Las encuestas lo dan con chances. Los resultados recién estarán el 25 de octubre.

Liberia atraviesa una primavera democrática. Ayer vivieron su tercera elección después de décadas de dictaduras y, por tercera vez, hubo una boleta familiar para todo el mundo futbolero: George Weah, ex futbolista que supo ser el mejor jugador del mundo en el '95, quiere quedarse con el Poder Ejecutivo. Por ahora, deberá esperar: los resultados recién estarán el 25 de octubre.

Weah encabeza el Congreso para el Cambio Democrático, y está bien posicionado en las encuestas. Sin embargo, el principal candidato es el actual vicepresidente, Joseph Boaka.

Acá queda Liberia:

Embed

Weah, elegido mejor jugador del mundo por FIFA en el '95, no tuvo éxito en las otras dos veces en las que se postuló. Esta vez podría ser diferente. Ayer se reprodujo una noticia falsa que decía que ya había ganado. Pero fue desmentido inmediatamente por las autoridades de Liberia, que pidieron por favor no reproducir noticias falsas.

Su carrera como futbolista fue espectacular. Surgió en el fútbol de su país y rápidamente saltó al campeonato camerunés, donde lo vieron ojeadores del Monaco de Francia. Allí fue dirigido por Arsené Wenger, actual entrenador del Arsenal, y llegó a convertir 18 goles en 34 partidos. Saltó al PSG, donde ganó la Liga de Francia, y despertó el interés del Milan. En el conjunto italiano fue ídolo: ganó dos veces la Serie A, y le dieron el Balón de Oro. Estuvo cuatro años en el equipo, y luego pasó a la Premier League: jugó con poca participación en Chelsea y Manchester City. Después lo contrató Olympique de Marsella y terminó su carrera en Al Jazira de Emiratos Árabes Unidos.

Así jugaba George Weah:

George Weah