Todavía no está definido el sistema de competencia, pero la reestructuración del torneo -y el resto de las categorías- está al caer. Después de una reunión en Ezeiza con clubes del Ascenso, Tapia tratará el tema el jueves en comité ejecutivo

La idea de modificar el torneo de la B Nacional es compartida por todos los dirigentes del fútbol argentino: ninguno quiere seguir jugando con las mismas reglas. Los que están en la antesala pujando por un lugar allí en la próxima temporada, quienes actualmente la nutren y aquellos que bajan de la Superliga saben que jugar en la segunda división implica -en el mejor de los casos-, cambiar plata. Al menos para los clubes metropolitanos, que tienen costos distintos a los del interior.

El jueves, la reunión de comité ejecutivo se hará en el predio de Ezeiza -el lugar elegido para tener reuniones herméticas-, y allí el oficialismo intentará aprobar la reforma de la B Nacional o al menos dejar expresa la propuesta de torneo: dos zonas de 20 equipos, repartidos en metropolitanos e interior. El primer paso ya fue dado por el Consejo Federal, que readecuó sus torneos -lo hizo vía comité ejecutivo- y encastra en el modelo que la AFA pretende instalar.

La división les permitiría a los clubes metropolitanos ahorrar viáticos, porque se moverían en micro por la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, algo que solucionan por canje publicitario. De este modo, los viajes quedarán reservados para el interior: cada dos fechas deberán salir de sus provincias. “Entonces, si nos quieren hacer jugar así, que nos paguen los traslados y estadías: estamos en desigualdad frente a los clubes de Buenos Aires, en la misma competencia”, indican de la vereda opuesta.

“El que lo quiera ver como unitarios y federales, que lo vea. No es así, pero que lo vea. Todos sabemos que así no se puede jugar más porque los clubes se condenan solos al descenso o al endeudamiento. O a las dos cosas. La alternativa es ésta u ocho descensos para acompañar el descarte de Primera y quedar la Segunda División en 18 o 20 equipos también. Eso es lo que tenemos para elegir”, advirtió el presidente de un club de Primera B, que clasificó a la final del reducido por el ascenso.

Sucede que existen tres posiciones al respecto:

Los clubes radicados en Buenos Aires o el conurbano bonaerense adhieren y promueven la idea de competir de manera diferenciada al interior, para evitar los viajes.

Los clubes del interior con permanencia en la B Nacional o Primera División en los últimos 20 o 30 años -Gimnasia de Jujuy o Instituto, por caso-, defienden la competencia mixta.

En cambio, quienes están acostumbrados a los viajes y sacrificios del fútbol de ligas, para pasar a los torneos federales y luego llegar con un kilometraje importante a la B Nacional, no ven mal la posibilidad jugar la zona interior para pujar por un lugar en la Superliga.

Es decir, junto a los clubes metropolitanos como Los Andes o Almagro, se alinean todos aquellos del interior que ven un atajo a Primera: prácticamente cualquiera que figure en la tabla de posiciones del Federal A está de acuerdo con un torneo que divida interior y Buenos Aires.

El martes, el presidente de la AFA, Claudio Tapia, sostuvo una reunión en el predio de Ezeiza con los directivos de clubes de la B Nacional, Primera B y los más significativos del resto de las categorías. El Ascenso Unido, ese colectivo que condujo a Chiqui a la presidencia, asumió que la B Nacional no puede continuar así y que el próximo torneo debe ser distinto al que terminó.

Entre los puntos a resolver, los clubes señalaron la cantidad de viajes y hospedajes necesarios; los costos como local -operativos policiales, personal en cancha-; y las medidas de seguridad para los estadios, suman un volumen de dinero mayor a los ingresos por TV y los generados por masa societaria y otros ingresos.

Tapia entonces asumió el compromiso de encontrar una solución, que podría salir por resolución del comité ejecutivo. La discusión sobre la reestructuración no se dio formalmente en la mesa de la categoría: en ninguna de las reuniones semanales trataron la posibilidad de adecuar el próximo torneo a la idea que ronda hace más de un año. ¿En qué consiste? Fusionar el Federal A con la B Nacional y recortar al resto de las categorías, dejando sin lugar a la Primera D.

De hecho, la semana pasada el vocero de Tapia, Daniel Ferreiro, se reunió en Jujuy con Pedro Segura, el titular del club Gimnasia de esa provincia, para acercarle la idea. La visita fue promocionada como un éxito por el enviado de Chiqui, pero algo más cautelosa por el dirigente jujeño, que la supeditó a “una idea a analizar para el futuro” y no en lo inmediato.

Los ingresos por TV serán los mismos que en la actualidad -de todos modos evalúan sumar otra pantalla para generar nuevos ingresos-, pero negocian algunos detalles para optimizar recursos y lograr así que los clubes contrarios a la idea oficialista acuerden pese a las diferencias. El sistema de Promedios podría desaparecer antes de lo previsto como moneda de cambio.

Si acuerdan o reforman de hecho, pasarán a otra instancia de negociación: los torneos deben jugarse en concordancia con la Superliga, y la Conmebol exigió que la Argentina se adecue al calendario propuesto por Conmebol. Para hacerlo, después del Mundial debería haber un torneo de transición que lo permita.

Allí, Mariano Elizondo y Tapia deberán ajustar detalles y lo que exigirán los clubes de Primera, es que para el supuesto torneo de transición desde Viamonte liberen las nuevas plazas de Copa Libertadores para que la competencia tenga ese estímulo. Pero para ese paso, primero son necesarios otros dos: la reforma del torneo y su sistema de competición. Todo, antes del Mundial.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados