La idea que promocionan desde la Rosada no pone el acento en el origen del dinero que destine la empresa que pase a controlar el fútbol de un club. Ese es el punto que más objetan los dirigentes.

Si bien la negociación pasa por la reforma del estatuto que habilite la figura de las Sociedades Anónimas Deportivas (SAD), el Gobierno sostiene un modelo que marca el límite en aquellos dirigentes que están dispuestos a ceder ante esa figura. Algunos consideran que apenas se trata de un lavado de capitales con el club como pantalla.

El capital para conformar la sociedad anónima, no tendría restricciones de origen y los dirigentes más críticos sostienen que ello constituye una carta blanca para dinero sucio de venta ilegal de armas, trata de personas o narcotráfico.

Los empresarios que mantuvieron reuniones con Fernando Marín, ex director del último tramo de Fútbol Para Todos y elegido por el Gobierno para interiorizar a empresarios sobre la apertura en ciernes del fútbol local, ya recibieron un dossier con algunas características del potencial negocio.

En el escrito destacan que la empresa que desembarque en un club no podrá utilizar el nombre de la asociación civil y deberá aclarar en su nombre de fantasía su condición de privado. Si Defensa y Justicia dejase en manos privadas su fútbol, la empresa podría llamarse Halcón de Varela SAD, en el mejor de los casos.

ADEMÁS:

La Superliga busca su modelo de SAD

En el peor, un club podría perder total identidad y llamarse del modo en que el capitalista prefiera. Una automotriz podría poner su marca en la tabla de posiciones.

El punto que más destacaron los empresarios al tanto del proyecto es que el ingreso a un club no supone inversiones en otras disciplinas por fuera del espectro del fútbol profesional: la estructura de inferiores o juveniles, puede formar parte o no. Se trata de una negociación abierta en cada caso.

La masa societaria deja de tomar decisiones en lo que al fútbol respecta y pasa a considerarse un “cliente” con “derechos o preferencias especiales” sobre otros espectadores. El carnet de socio pasará a ser un sistema de descuentos para los negocios secundarios como la venta de indumentaria, abonos y “premios aspiracionales”.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados