Por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores, River Plate derrotó 2-1 a Inter de Porto Alegre con un doblete de Solari entrando desde el banco.

River Plate venció 2-1 a Internacional de Porto Alegre en el estadio Más Monumental, por la ida de los octavos de final de la Copa Libertadores: Pablo Solari por duplicado convirtió para el Millonario, mientras que Enner Valencia había aventajado al Colorado.

ADEMÁS: Ezequiel Bullaude, el jugador que quiso Gallardo y será refuerzo de Boca

Monumental recibimiento para inclinar la cancha desde antes de que arranque el partido. Temple, paciencia y resiliencia para dar vuelta una historia que se tornó complicada, y sin dejar de mostrar y reafirmar la identidad futbolística que el técnico pretende. Triunfo copero de River, que se quedó corto en el resultado, pero irá a Porto Alegre con la ventaja en la serie.

River volvió a padecer de los dos males que lo acompañan hace años: la pelota parada y la falta de efectividad. Esta vez, claro, ambos tuvieron mérito del rival: Sergio Rochet fue la gran figura del partido, y Enner Valencia, que pisó el área dos veces en los 70 minutos que jugó, y que con eso le alcanzó para sacar a relucir su jerarquía de frente al arco.

El Millonario intentó repetir la fórmula que le había dado éxito contra Fluminense: acompañado por un imponente marco, no dejar acomodar a su rival en el campo y avasallarlo de entrada, pero sin perder el orden en el fondo. Le funcionó porque avisó de entrada y porque el Colorado estuvo incómodo durante varios minutos.

Embed

Pero en el primer tiempo, si bien tuvo tres chances, no fueron de esas que River acostumbra: un centro cabeceado por Beltrán por arriba del travesaño, un remate desviado de De la Cruz, y la primera atajada de Rochet, al Vikingo. En tiempo cumplido, la kriptonita: tiro libre de Alan Patrick y Enner Valencia, de cabeza, aventajó al visitante.

El complemento fue un aluvión ofensivo de River y un show de atajadones del arquero uruguayo, que hizo valer cada dólar que pagaron por él: tres tiros de Barco y uno de De la Cruz. También, una volea de Aliendro que se fue rozando el palo. Pero Demichelis movió el banco y en cuestión de segundos encontró respuestas.

Solari, quien se perfilaba para ser titular -finalmente jugó Nacho Fernández-, reemplazó a Enzo Pérez en un cambio 'gallardista' y en la segunda pelota que tocó hizo lo que sus compañeros no: meterla. Picó al vacío y, tras un excelso pase de De la Cruz, la cruzó con un fierrazo rasante.

ADEMÁS: Video: la escalofriante lesión de un jugador de Argentinos Juniors

Trece minutos después, fórmula similar: Beltrán se vistió de asistidor y le filtró un excelso pase al 'Pibe', que aprovechó una defensa adelantada para irse mano a mano con Rochet y vencerlo con otro disparo raso.

Un buen 2-1 final, corto pero valioso para River, que dio otra muestra de carácter de las que se le pedían y exigían al equipo de Demichelis. Ahora tendrá que aguantar la diferencia en el Beira Río, el próximo martes.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados