El encuentro en Rusia no fue suspendido pese a la gran densidad de niebla y los comentaristas debieron guiarse por los gritos de los jugadores para relatar.

Una situación insólita se vivió en Rusia, donde la intensa niebla le impidió a los relatores de televisión una correcta visión del partido de fútbol que estaban transmitiendo, al punto que debieron admitir que terminaron guiándose por los gritos de los jugadores, ya que fue imposible seguir las alternativas del juego.

El hecho inusual ocurrió durante la disputa de un partido de fútbol de la segunda división entre Dinamo de Stávropol y el Yessentukí. Y a pesar de la intensa niebla que impedía ver lo que ocurría en la cancha, se llevaron a cabo los 90 minutos reglamentarios.

"A juzgar por los gritos, el Yessentukí ha empatado. Han anunciado que el gol lo marcó Gleb Burkov. Puede que sea verdad", contó uno de los comentaristas del estadio, quien de esa forma reconocía que no podía distinguir nada por la niebla.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fdymkag%2Fstatus%2F1381110981758177280

En el estadio había una gran cantidad de espectadores -algo que está permitido en Rusia- que pudieron seguir el partido mediante el relato de los locutores. Mientras que los relatores lo podían contar a través de los gritos que escuchaban de los jugadores, es decir que ellos tampoco tenían una buena visión de lo que esta ocurriendo en el campo de juego. Pero a pesar de las terribles adversidades meteorológicas, la decisión fue continuar con el partido y no suspenderlo; el mismo finalizó en un empate 2-2.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados