La versatilidad de su estilo ofrece distintas alternativas para el entrenador, que puede utilizarlo de centrodelantero, de extremo o detrás del nueve. Todo dependerá de cómo se adapte a su nuevo club.

Con la llegada de Mauro Zárate se abre un abanico de posibilidades para Boca, con una superpoblación de jugadores en función de ataque, la que le provocará un lindo dolor de cabeza al técnico, quien tendrá variedad y calidad para elegir, creándose además una competencia importante en el plantel por conseguir un lugar entre los once.

Es que a todo lo que tenía del medio hacia arriba en el último torneo, hoy el xeneize le suma el regreso de Darío Benedetto, recuperado de la lesión, al colombiano Sebastián Villa y, fundamentalmente, a Zárate, un refuerzo estrella rodeado de una expectativa enorme.

El tema a dilucidar es de que jugará el ex atacante de Vélez, que si bien en los últimos tiempos se movió como centrodelantero, ofrece una marcada versatilidad por su técnica y velocidad.

Es más, en el equipo de Liniers jugó muchas veces detrás del nueve, como lo hace Carlos Tevez con Benedetto o Wanchope, o tirado a una punta, preferentemente por la izquierda, como suele hacerlo Edwin Cardona.

LEA MÁS:

Por características, uno lo ve peleando el puesto con El Apache, pero como sacar a Carlitos del equipo sería una decisión muy pesada para el Mellizo, se supone que el jugador a salir será el colombiano.

Todo dependerá del esquema que desee utilizar el entrenador. Si elige el que más le gusta, el 4-3-3, Tevez quedaría teóricamente afuera, porque todo indica que los tres atacantes serían Cristian Pavón, Darío Benedetto y Mauro Zárate.

Pero esto no se puede tomar como algo definitivo, porque también dependerá de como vuelva el Pipa tras la lesión ligamentaria y de lo que ocurra con el extremo cordobés, por el que existen continuas ofertas.

También habrá que ver como se acomoda Zárate y cual es su estado físico, porque para el entrenador jugarán los que estén mejor en todos los aspectos. Y en ese sentido, tanto Tevez como Cardona han tenido varias lesiones y les ha costado volver a ponerse en forma.

Ahora, si Guillermo quiere acomodarlos a todos, la otra elección sería jugar con un 4-2-3-1, con un doble cinco integrado por Fernando Gago y Pablo Pérez o Wilmar Barrios (no está asegurada su continuidad), y por delante de ellos una línea de tres que podrían ser Pavón-Tevez-Zárate, para dejar a Benedetto o Wanchope Abila como única referencia de área.

En fin, Mauro busca su lugar y, en definitiva, dependerá de él mismo estar entre los once. Si logra demostrar su enorme categoría, su habilidad y talento, no habrá forma de sacarlo del equipo, y para Boca será la posibilidad de contar con un jugador distinto, de esos que no abundan y rompen cualquier defensa.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados