La ocupación del hall del ministerio comenzó al mediodía de este martes se extendió durante toda la jornada.

“Cuando aprobamos quedarnos en el lugar, bajaron algunas autoridades y nos dijeron que teníamos que desalojar, que la toma era ‘un acto deplorable’, que iban a hablar con el Ministerio de Educación para ver cómo podía avanzar la negociación y nos contestaban en 48 horas. Les respondimos que no nos íbamos y les pedimos dos cosas: que dejaran las puertas abiertas y que activaran los baños, porque inicialmente los habían cerrado. Ahora los abrieron, pero para usarlos nos escolta personal de seguridad. O sea, hay una situación de maltrato permanente. Lo que están haciendo es dejar pasar el tiempo sin implementar la solución al conflicto, y tratar de desgastarnos”, aseguró al diario Página 12 Rocco Carbone, de Científicos y Universitarios Autoconvocados.

Anoche, la última asamblea resolvió extender la protesta hasta las 9 de la mañana de hoy. Mercedes García Carrillo, de Jóvenes Científicos Precarizados, explicó que a esa hora ofrecerán una conferencia de prensa en el lugar, sobre Godoy Cruz al 2300.

El conflicto se inició en diciembre de 2016, cuando quinientos becarios doctorales y posdoctorales que se habían presentado a la carrera de investigador científico para ingresar a la planta del Conicet, y que habían aprobado dos instancias de evaluación, fueron excluidos del ingreso, en el marco de los recortes presupuestarios aplicados por el Gobierno nacional.

La cartera que conduce Lino Barañao decidió como salida transitoria extender las becas hasta fines de 2017, mientras se continuaba negociando.

Desde entonces, Ciencia acordó con la cartera de Educación la propuesta de reubicar a los investigadores en universidades nacionales.

En un comunicado de prensa que ayer reprodujo la agencia Télam, el Ministerio de Ciencia aseguró que les dará “categoría de jefe de trabajos prácticos con dedicación exclusiva o de profesor adjunto”. La agencia oficial agregó que “de manera complementaria”, el ministerio financiará a través de un instrumento específico proyectos de investigación y equipamiento para las instituciones que decidan incorporar a estos investigadores. Con respecto al acuerdo firmado entre las carteras de Ciencia y de Educación, señaló que “los miembros de las distintas agrupaciones realizaron exigencias que fueron escuchadas por las autoridades, pero que resultan de imposible resolución inmediata”.

Aparecen en esta nota: