Una manera de hacerle un pedido a Gil es escribir en una cinta de raso colorada lo que se necesita y colocarla por la noche en un cruce de caminos, apoyada en la rama de un árbol, de un alambrado o en un palo clavado en la tierra

Los “promeseros” del Gauchito Gil son cada vez más numerosos y más devotos.

Se dice que a los que van al santuario de Corrientes hay que multiplicarlos por miles para saber la cifra exacta de sus fieles, ya que muchos le rinden culto en otros santuarios.

Muchos arman altares en sus casas o en algún baldío del barrio en el que viven, o a la vera de una ruta o camino o en la vereda de alguna avenida.

La mayoría de estos pequeños santuarios se encuentran ubicados en el Gran Buenos Aires. Allí, envuelto en telas rojas, rodeado de velas del mismo color, siempre hay una cruz de madera y un mural o cuadro del gaucho.

Muchos se acercan tocar la cruz, prenderle una vela o plantar una tacuara con una bandera colorada con los nombres de las personas a las que se le pide que proteja o para dar testimonio del milagro realizado por el Gauchito.

Cada lugar donde se lo recuerda, se le agradece, se le pide, es su casa. Su nombre y sus colores acercan, la fe hermana en un culto sin fronteras.

LEA MÁS:

Por sus creencias políticas, el Gauchito Gil es identificado con el color rojo, el de los liberales. Es por eso que sus devotos enarbolan en su honor banderas y estandartes de este color, además de otras ofrendas, como velas, flores, cruces y frutas.

Otra manera de hacerle un pedido al gauchito es escribir en una cinta de raso colorada lo que se necesita y colocarla por la noche en un cruce de caminos, apoyada en la rama de un árbol, de un alambrado o en un palo clavado en la tierra. Si es una caña tacuara dicen que es mejor, de lo contrario se puede usar una caña común o un palo de madera.

Se enciende una vela colorada, se toma una cinta colorada y se la hace pasar, todo el largo de la cinta, de un extremo a otro entre los dedos, a modo de rosario, allí en ese momento se le hace una oración al Gauchito, se le pide que interceda ante Dios por nosotros, y al finalizar se rezan un Padre Nuestro, un Ave María y un Credo.

Luego se toma la cinta y se la lleva a un cruce de caminos, cerca de un árbol, si las condiciones lo permiten, se enciende una vela colorada. Hay personas que le encienden una vela colorada en un cruce de caminos y le hacen el pedido allí. Otra forma de hacer un pedido es realizando una novena comenzando un día lunes.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados