La falta de energía eléctrica se sintió fuerte en los barrios porteños y en los distritos del Conurbano donde EDESUR y EDENOR deben garantizar el servicio. Pese al tarifazo, los apagones siguen y en algunos sectores duran hasta 5 días.

Con la vuelta del frío, también reaparecieron los cortes de luz masivos en distintos barrios de la Capital Federal y varios distritos del Conurbano bonaerense, donde en los últimos días hubo cientos de miles de familias que se quedaron sin energía eléctrica, con casos en los que el suministro no se restableció hasta pasados los cinco días.

Para afrontar las bajas temperaturas, que llegaron a los 7 grados, la gente utilizó la calefacción y en muchas ocasiones eso incrementó la demanda de electricidad. Sin embargo, especialistas alertaron que, pese al aumento tarifario de hasta el 2.700 por ciento desde 2016, las empresas concesionarias siguen sin mejorar el servicio y los organismos de control no las sancionan para que los usuarios obtengan una solución rápida y un reintegro en la próxima boleta.

Durante los últimos días, la cantidad de viviendas sin energía escaló de forma progresiva. Según la página del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE), el miércoles 16 hubo casi 150 mil usuarios comprometidos (75.836 de EDESUR y 73.436 EDENOR); el jueves 17 fueron unos 280 mil (147.787 de EDESUR y 132.266), mientras que el viernes 18 la cifra superó los 462 mil hogares (444.399 de EDENOR y 17.888 de EDESUR).

LEA MÁS:

A estas cifras, Pedro Bussetti, titular de Defensa de Usuarios y Consumidores (DEUCO) aportó otras de semanas anteriores: “El 28 de abril hubo 496 mil usuarios sin energía eléctrica en EDENOR y casi 184 mil en EDESUR, mientras que el 2 de mayo EDENOR tuvo casi 240 mil y EDESUR otros tantos”.

En algunos casos la luz se va y no vuelve por cinco días, como le pasó a Silvia Cardozo, que vive en la calle Florencio Sánchez 160, de la localidad El Jagüel, en Esteban Echeverría. “Desde EDESUR me pidieron los datos y me dijeron que iban a mandar una cuadrilla. Hasta ahora la estoy esperando...”, se lamentó en diálogo con DIARIO POPULAR. La vecina agregó: “Me tomé licencia del trabajo y no me moví de mi casa para esperarlos. No pasó nadie. Volví a reclamar y me dijeron por mensaje que están tratando de solucionar el problema”. Además, como ocurre en la mayoría de los hogares, se quejó del sistema de atención: “Ellos no dan la cara, te ponen una máquina”.

Silvia abundó sobre los problemas que le generó estar más de 100 horas sin suministro. “Tenemos agua por bomba, o sea que le tuvimos que pedir al vecino, que por suerte tiene luz. No tengo para lavar la ropa y para cocinar estoy comprando afuera o me prestan. Como no volvió nunca la luz, todavía no sé si me quemó algún electrodoméstico”, reveló. Algo similar ocurrió en el barrio porteño de Barracas, donde Gabriel tiene su negocio de venta de lubricantes y filtros. “Después de cuatro días recuperé la luz, pero tuve que llamar a un electricista para que hable con EDESUR, porque ellos primero me habían dicho que no había ningún problema”, confió a este medio. El conflicto se solucionó por iniciativa suya, pero también le generó pérdidas económicas: “Trabajé al 50% de lo que podría porque me manejo con elevadores y compresores. Al no tener luz, me quedé sin poder brindar un servicio. Tuve gastos que voy a reclamar con una carta pertinente”.

En otros sectores, las interrupciones no son constantes, sino que se manifiestan como microcortes. Es lo que le ocurrió a Ana Galmes, que vive en Ituzaingó, municipio del oeste del GBA.

“El servicio es desastroso. Hace más de una semana que todos los días se nos corta la luz y encima nos llegan facturas incalculables, de casi dos mil pesos”, se quejó. Sobre cómo se desarrolla la situación en su barrio, afirmó: “Un día estuvimos 12 horas sin luz. A la semana siguiente 6, después 3 y ahora se volvió a cortar. Es una vergüenza lo que pasa en el lado sur de Ituzaingó. Es una estafa lo que están haciendo”.

Ana también se quejó de los canales de atención de EDENOR. “Llamar no podés, sólo te queda mandar un mensaje de texto con el número de cuenta y siempre te contestan lo mismo: ‘hemos detectado el problema, no le podemos decir la hora en que va a volver y se irá restableciendo el servicio en etapas’. No hay forma de que te avisen, se te puede pudrir toda la comida”, sentenció la vecina.

Consultado al respecto, Pedro Bussetti aseveró: “Pese al aumento tarifario que llega al 2.700 por ciento en dos años en EDESUR y EDENOR, los cortes en el suministro siguen igual que cuando las tarifas eran, como dicen las autoridades, muy bajas o regaladas”.

“Esta situación se repite reiteradamente donde hay zonas donde los cortes no solamente son de poca frecuencia, sino que alcanzan a 3, 4 o 5 días sin que las empresas atiendan en forma rápida y eficiente los reclamos”, insistió.

Exigen que el ENRE actúe de manera inmediata

Pedro Bussetti exigió: “Le reclamamos al ENRE que se aplique en forma automática la sanción que a través de dos resoluciones el ENRE aplicó recientemente respecto a incumplimientos de falta de servicio de 2017. Los usuarios necesitan ante un corte de luz que en la próxima factura se vea reflejado el descuento por el corte del servicio. Además, lo primero que reclama el usuario es que la intervención del ENRE sea en el momento en que se le corta el suministro. Porque diariamente recibimos llamados de usuarios que reclamaron a la empresa por el corte del suministro y no han obtenido respuestas satisfactorias ni la reposición del servicio. Es ahí que tiene que intervenir el ENRE para no dejar a los usuarios sin protección, indefensos y sin ninguna posibilidad de reclamar”, concluyó.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados