Mientras el paso del Huracán Irma copa la atención mediática, las lluvias causaron estragos el fin de semana . Hubo cortes de luz en Bernal y Quilmes, muertes de animales en Junín, pueblos aislados en La Pampa y pedidos de ayuda de intendentes

Lejos de los Estados Unidos y centroamérica, pero cerca de la Ciudad de Buenos Aires. Las 6 imágenes de la furia del clima son una muestra de lo que sufren muchos argentinos de distintos puntos del país. hay pueblos quedaron aislados, hubo cortes de luz y rutas, animales muertos y hasta pedido de intendentes para exigir ayuda.

JUNÍN

Embed

Fue uno de los tuits del fin de semana. La imagen es impactante. Junín, la ciudad ubicada al noroeste de la provincia de Buenos Aires, padeció ráfagas de hasta 90 kilómetros por hora seguida de una lluvia intensa que no para y no parará, según el alerta meteorológico que infunde miedo en la ciudad castigada desde hace tiempo por la naturaleza. Las precipitaciones caídas hasta la tarde del domingo fueron de casi veinte milímetros, por lo que varias zonas se encuentran anegadas.

Según el diario local Diario Junín, se registraron "caída de carteles, árboles, ramas, postes y cables del tendido eléctrico y del servicio de televisión por cable".

BERNAL OESTE

La avenida Mouriño se encuentra bajo agua, a la altura del cruce con la calle Cerrito. La zona es una de las más afectadas de la localidad: varias casas y negocios comerciales quedaron con casi un metro de agua por el desborde de los arroyos San Francisco y Las Piedras.

El subsecretario de Emergencias, Protección Civil y Movilidad Urbana local, Juan Manuel Mendizabal, detalló: “Estamos trabajando en la calle desde muy temprano junto con SAME, Bomberos y Defensa Civil”. E informó: “Cayeron más de 100 milímetros en 45 minutos”.

QUILMES

Quilmes

Lamentablemente, el desenlace que deja cada lluvia en la región es el de siempre: calles anegadas, los arroyos de Solano y Bernal Oeste desbordados, postes de luz caídos y los peligros lógicos que todo esto acarrea a los vecinos, que se han acostumbrado a este tipo de problemas.

“Cayeron más de 100 milímetros en 45 minutos. Estamos trabajando en la calle desde muy temprano junto con SAME, Bomberos y Defensa Civil”, comentó al respecto el subsecretario de Emergencias, Protección Civil y Movilidad Urbana del municipio de Quilmes, Juan Manuel Mendizabal.

La zona oeste es la más afectada. Los arroyos San Francisco y Las Piedras desbordaron alcanzando los 300 metros en algunos sectores.

Los bajo vías de Quilmes están cerrados al tránsito para evitar inconvenientes con aquellos vehículos que intenten cruzar por allí. Cabe destacar que en el de la calle Guido dos autos quedaron varados y debieron ser rescatados por personal municipal y bomberos. Por otro lado, dos mujeres se cayeron al agua en arroyo y 844, quienes fueron rápidamente rescatadas y trasladadas al hospital Oller, donde fueron atendidas y ya se encuentran fuera de peligro.

RANCUL

Embed

Es un pueblo de 3.322 habitantes que se encuentra aislado desde el domingo como consecuencia de las inundaciones generadas por la intensa lluvia que cayó en la zona norte de La Pampa.

El intendente de la localidad, Horacio Castro, comentó ayer que "Rancul está aislado, porque está cortada la ruta nacional 188 desde hace cuatro meses por las inundaciones y ahora se afectó el estado de los caminos alternativos de tránsito liviano y otro para los camiones que teníamos".

Hoy dijo que la situación mejoró, aunque aclaró que es algo que sufren desde hace cuatro meses.

EL TRIUNFO

Embed

A poco de haber celebrado su 108° aniversario, el pueblo del partido de Lincoln sufrió las intensidad del temporal que dejó inundaciones en campos, postes de electricidad y comunicación caídos y así como también árboles cortados por rayos. Toda la zona está abarcada por la emergencia agropecuaria.

LA PLATA

Embed

En el barrio platense de Villa Garibaldi y en la localidad de Villa Elvira se registraron desbordes de los desagües pluviales. La cantidad de precipitaciones rondó entre los 35 y 40 milímetros.

Una beba de cuatro meses falleció en La Plata porque la ambulancia del SAME a la que había llamado su familia para que la asistiera no pudo ingresar al barrio debido al anegamiento de las calles.