Un relevamiento efectuado por la entidad Consumidores Libres da cuenta que se disparó el precio del tomate, lo que terminará incidiendo en la evolución de la inflación del mes.

En plena temporada y por razones que no están del todo claras, el tomate sorprendió por estos días por la fuerte suba que registra su precio al alcanzar los $250 por kilo y en algunos lugares $300.

"Estamos en la temporada alta de producción del tomate y esta suba no se explica muy bien por qué está ocurriendo. Puede ser que la recuperación del consumo esté presionando sobre el precio o que las altas temperaturas hayan provocado algún problema en la cosecha y en el transporte a los centros de consumo", especuló Héctor Polino de Consumidores Libres.

Polino dijo sin embargo que se trata de un fenómeno estacional ya que todos los años a esta altura con la llegada de las altas temperaturas ocurre un cambio en la dieta de las personas, que comienzan a consumir más frutas y verduras en detrimento de las comidas más calóricas

Según el relevamiento que lleva a cabo esa entidad, a fines de octubre el kilo de tomate rondaba los $320, pasando a fines de noviembre a costar $280, en tanto que el 31 de diciembre había descendido a $230.

En el acumulando del año, la entidad que dirige Héctor Polino registró un incremento de 64,29% para el tomate. Pero entre fines de octubre y fines de diciembre el producto había mostrado una sensible baja, coincidiendo con la época de mayor producción que son los meses de altas temperaturas.

El tomate redondo fue uno de los grandes responsables de la desaceleración inflacionaria de noviembre, que fue el segundo mes en el año en el que los precios tuvieron un alza inferior al 3%. La inflación del mes fue, como en agosto, de 2,5%.

Los especialistas evaluaron que los controles de precios sobre los alimentos aportaron lo suyo y también los congelamientos de las tarifas, pero según este análisis el tomate se convirtió en un factor preponderante en la moderación del índice.

El precio del tomate redondo tuvo una caída mensual extraordinaria de 33,6% durante noviembre y en buena medida explicó una cierta moderación producida durante ese mes en la inflación de la canasta alimenticia en función del mayor peso relativo que este producto tiene en el consumo de los argentinos.

Según algunos cálculos la baja del tomate registrada en noviembre implicó una baja de un cuarto de punto sobre la inflación del mes. Hasta noviembre la inflación venía a una velocidad crucero de 3/3,3%.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados