El aire conservaba la frescura de un jueves muy frío, pero la fuerza del sol retempló la atmósfera y hasta fue posible disfrutar del mar que contó con la presencia de muchos bañistas desafiando las olas

MAR DEL PLATA (Enviado especial).- Había que pasar el invierno, y pasó. Después de una noche gélida, con apenas 6 grados de sensación térmica en la madrugada, las nubes se alejaron, brillaron las estrellas y la luna se mostró majestuosa en su etapa de cuarto creciente. Era el anuncio de un día fantástico, con sol a pleno desde bien temprano, poco viento -aunque con aire fresco- y una temperatura que, allá por las 3 de la tarde superó los 24 grados, permitiendo que las ganas contenidas de disfrutar de la playa fueran impulsando a los turistas a dejar la cama -para la que fue necesario el refuerzo de frazadas como hacía mucho no pasaba en los veranos marplatenses- bien temprano y empezar a elegir el destino donde gozar del hermoso día al aire libre.

El efecto del frío polar que hizo nevar en algunas localidades del sur argentino aún se sintió por estas latitudes. El aire conservaba la frescura de un jueves muy frío, pero la fuerza del sol retempló la atmósfera y hasta fue posible disfrutar del mar que contó con la presencia de muchos bañistas desafiando las olas.

En ese sentido, para este fin de semana se espera un paro de actividades de los guardavidas, si es que no llegan a buen puerto las últimas negociaciones con el organismo empresarial para lograr una mejora en los salarios. De hecho, durante la jornada de ayer, en los distintos balnearios de la ciudad fueron izadas todas las banderas de prevención (las que indican el estado del mar) en señal de protesta.

Una de las guardavidas de la zona de Punta Mogotes, le contó a POPULAR que "no es lo ideal llegar al paro, nosotros siempre queremos estar atentos en nuestros puestos de trabajo; pero si no se llega a un acuerdo, lamentablemente este sábado y domingo no vamos a prestar servicio".

Esto significa que, en caso de ratificarse la medida de fuerza, los guardavidas llegarán a su puesto a las 8 de la mañana y, a las 10, una vez resuelta su situación, abandonarán las playas. Por eso los bañistas deberán estar atentos a la hora de internarse al mar teniendo en cuenta que no estarán los encargados de custodiarlos dentro del agua.

ADEMÁS:

Mar del Plata: guardavidas anunciaron un paro total por tiempo indeterminado

Durante toda la jornada de ayer, solo unas pequeñas nubes se animaron a recorrer el inmejorable paisaje de un cielo celeste de punta a punta. El índice de rayos ultravioletas estuvo en un nivel extremo, por lo que el uso de protectores solares de altos factores (30 y hasta 50), volvió a ser una prioridad para el cuidado de la piel.

Muchas veces, cuando no hace mucho calor o la brisa del aire fresco no nos hace sentir sofocados, creemos que el sol no brilla con fuerza y descartamos el uso de la protección, lo que se transforma en un error que, más allá de las incomodidades que se pueden generar cuando la piel se expone de manera exagerado a os rayos del sol, también se pueden ocasionar riesgos serios para nuestra salud: el cáncer de piel suele surgir de este tipo de descuidos.

El día de sol tuvo ofertas para todos los gustos: los deportistas que correr por la mañana, los que quieren desayunar y almorzar a la orilla del mar, los que hacen de la hora del mate un ritual, los que quieren estar siempre en el mar, los que aman el truco con amigos o los que desafían a toda la familia al tejo o a la paleta.

Para los más pequeños -y no tanto.- las olas ofrecieron una buena altura y potencia para el uso de los barrenadores. El mar, después de la lluvia y el frío, mostró un aspecto impecable: cristalino, con espuma muy blanca y una temperatura agradable; eso sí, a la hora de salir del agua, mojados, hubo que buscar pronto una toalla para contrarrestar el efecto del aire fresco.

Las buenas condiciones se mantuvieron a lo largo de la tarde, por lo que la mayoría de los turistas eligió prolongar su estadía en la playa hasta casi entrada la noche, en el marco de un ocaso que hizo prever un fin de semana bárbaro para los que están y para los que desde ayer empezaron a llegar a la ciudad para iniciar sus vacaciones.

La recomendación del día

Hoy y mañana hay que estar atentos, si queremos entrar el mar, a las protestas de los guardavidas. Si se decreta el paro, desde las 10 de la mañana no habrá quienes nos cuiden. Lo ideal es no entrar a zonas profundas y tener en cuenta que, en algunas playas, hay sectores con canaletas donde se generan correntadas peligrosas.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados