En uno de los hechos, registrado en Tres de Febrero, un hombre de 86 años fue despojado de sus ahorros por un valor de 50 mil pesos y 200 euros, tras mentirle de que su hijo estaba raptado

Un hombre de 86 años fue víctima de un secuestro virtual cuando se encontraba en su domicilio de Tres de Febrero y recibió un llamado telefónico, donde le aseguraban que habían raptado a su hijo. En medio de fuertes amenazas, la víctima accedió a pagar por el "rescate" una suma de 50.000 pesos y 200 euros que tenía ahorrados. Luego, se descubrió que todo había sido una farsa. El hecho no es aislado, porque desde que se implementó la cuarentena por el coronavirus se registraron más de 330 casos con características similares en Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano.

El caso descripto se produjo en la madrugada de ayer cuando la víctima, identificada oficialmente como Carlos Montenegro (86) atendió un llamado telefónico en su casa ubicada en calle Bélgica al 2744, en el que el interlocutor le dijo que tenían raptado a su hijo y que para liberarlo debía meter en una bolsa sus ahorros y dejar el envoltorio en la vereda de su casa.

El adulto mayor buscó la plata que tenía en su hogar: 50.000 pesos y 200 euros y obedeció al delincuente. Segundos después apareció un desconocido y se llevó la plata. El anciano pudo comprobar minutos más tarde que su hijo se encontraba bien y que nunca había estado secuestrado.

Acerca del tema, la organización no gubernamental Defendamos Buenos Aires con la asistencia del Estudio Miglino y Abogados, alertó sobre el importante aumento de secuestros virtuales, durante la cuarentena, período en el que se produjeron más de 330 casos.

"Todo ocurre a partir de un disparador común: la gente está en su casa y no siempre tiene contacto directo con hijos y nietos y justamente los delincuentes aprovechan esas lagunas de información para mentir sobre la situación de sus seres queridos y afirmar que están secuestrados y de ese modo se hacen de un abultado botín sin correr riesgos", señaló el abogado Miglino.

ADEMÁS:

Doscientos mil millones para la economía popular

Hay 43 mil casos de dengue en el país, con 11 fallecidos

Asimismo, manifestó que "las bandas criminales están ávidas de hacerse del dinero de la gente y saben que durante la cuarentena hay hijos y nietos que viven lejos o incluso en otra provincia y con el método de prueba y error, llaman a cualquier teléfono fijo o celular. Cuando los atiende una persona adulta mayor comienza el ablande de tenemos a tu hijo, hija, nieto o nieta. Seguramente la llamada se producirá durante la madrugada y de ese modo el adulto mayor en Buenos Aires y en el Conurbano, sin tener a quien pedir ayuda, termina cayendo en el engaño. Poco después aparecerá una moto de reparto como las de Rappi, Glovo, Pedidos Ya u otra y recibirá el dinero del secuestro que nunca existió", dijo Javier Miglino, Director de Miglino y Abogados.

"Puede parecer un delito complejo pero en realidad no lo es. Las bandas dedicadas a los secuestros virtuales o simulados no utilizan mayor inteligencia que la sagacidad y la actuación. Utilizan herramientas básicas como un teléfono celular y una guía telefónica. Con malicia, llaman a teléfonos de línea a la madrugada, cuando las víctimas están durmiendo y de ese modo el sobresalto por la llamada deja paso a los gritos del otro lado de la línea e incluso el llanto. De ese modo los criminales manifiestan que el hijo o la hija de la víctima se haya secuestrada. El azar y la desesperación hacen el resto", dijo Miglino.

El peligroso papel de las redes sociales. "Las bandas rastrean en Facebook o Instagram los datos que necesitan de las víctimas, tales como viajes al exterior, compras de autos nuevos, mudanzas y otros. Luego hacen un seguimiento denominado "stalkeo" y de ese modo conocen a los hermanos, hijos y amigos de la futura víctima. En un momento determinado buscan su nombre en la guía y si aparece, la pesadilla no hará más que comenzar", señaló Miglino.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados