Cuando el arqueólogo Howard Carter halló el arma en la tumba del faraón egipcio nunca imaginó que la misma continuaría asombrando a los estudiosos un siglo después

El 26 de noviembre de 1922, el famoso arqueólogo Howard Carter logró dar, después de una larga búsqueda, con la cámara mortuoria del faraón Tutankamón, que hasta ese momento era la mejor conservada de todo el Antiguo Egipto.

El hecho es más recordado por la larga lista de muertes que siguieron al hallazgo, y que dieron inicio a la infame “maldición de la momia”, que tantas películas e historias de terror generó a lo largo del último siglo.

Sin embargo, este descubrimiento también despertó un nuevo misterio en la leyenda del legendario líder egipcio: ¿cómo llegó a él una daga de hierro si su muerte data de la era del bronce?

Tutankamón reinó en el Antiguo Egipto entre los años 1336 y 1327 antes de Cristo, pero entre sus pertenencias se encontró un cuchillo alargado de hierro, con empuñadura dorada que en los años sucesivos despertó la curiosidad de la comunidad científica que finalmente encontró la respuesta a este enigma aduciendo que la daga es de origen extraterrestre.

LEA MÁS:

Según pudieron reconstruir, el arma fue construida a partir del hierro que contenía un meteorito que cayó en el reino. Albert Jambón, uno de los integrantes del Institut de minéralogie, de physique des matériaux et de cosmochimie (Instituto de Mineralogía, Física de Materiales y Cosmoquímica) ha publicado un informe en la revista Journal of Archaeological Science que si bien todavía hay polémica sobre el verdadero inicio de la Edad de Hierro, las armas de ese material que fueron encontradas en excavaciones pertenecientes a la Edad de Bronce son todas procedentes de meteoritos.

De acuerdo a este informe, la Edad de Hierro comenzó hacia el año 1200 antes de Cristo en la zona de Anatolia (Turquía) y el Cáucaso, aunque se han encontrado objetos de ese metal hechos hasta 2000 años antes de vetas extraídas de rocas llegadas del espacio exterior.

Jambón llegó a esta conclusión luego de analizar químicamente varias muestras que incluían cuentas de Gerzeh (Egipto, 3200 a.C.), una daga de Alaca Höyük (Turquía, 2500 a.C.), un colgante de Umm el-Marra (Siria, 2300 a.C.), un hacha de Ugarit (Siria, 1400 a.C.) y varias otras de la civilización de la dinastía Shang (China, 1400 a.C.), y la daga, el brazalete y el reposacabezas de Tutankamón (Egipto, 1350 a.C.).

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados