En 2008, la Corte creó la ACUMAR y le ordenó cumplir con una serie de demandas, además de implementar un Plan Sanitario de Emergencia. Pero en la actualidad se admite que no hay una fecha para el saneamiento.

A poco de cumplirse diez años del histórico fallo Mendoza, la cuenca Matanza-Riachuelo continúa siendo una de las más contaminadas del mundo, con altos niveles de sustancias tóxicas en el ambiente y cientos de familias viviendo en la zona en condiciones precarias.

Si bien hubo avances para terminar con los diferentes focos de contaminación, actualmente no existe una fecha definida en la que el caudal pueda estar totalmente saneado. El 8 de julio del 2008 la Corte Suprema de Justicia hizo lugar al reclamo de un grupo de vecinos y ordenó al Estado de la Nación, de la Provincia de Buenos Aires y de la Capital Federal limpiar el río en un plazo máximo de un año, que luego se fue prorrogando.

La sentencia del máximo tribunal argentino brindó una herramienta jurídica para avanzar con la promesa que hicieron varios gobiernos, pero que nunca se cumplió.

Tras el fallo Mendoza, la Corte Suprema creó la Autoridad de la Cuenca Matanza Riachuelo (ACUMAR), organismo integrado por funcionarios y especialistas con la misión de coordinar políticas públicas para frenar la contaminación y trasladar a las familias que habitan en la zona.

LEA MÁS:

Metales pesados como plomo, níquel y mercurio fueron detectados en el agua, aire y hasta en la sangre de los vecinos del lugar, quienes contrajeron enfermedades como asma, diarrea crónica, infecciones en la piel e incluso tienen riesgo de sufrir cáncer, producto del entorno en el que viven.

Ante esto, la Corte le ordenó a ACUMAR cumplir con una serie de demandas, como adoptar un sistema internacional de medición de agentes tóxicos, brindar información pública sobre el tema, fiscalizar la contaminación industrial e implementar un Plan Sanitario de Emergencia. En la última audiencia pública, las autoridades del organismo reconocieron que no podían dar una fecha exacta para resolver todos estos puntos, pero presentaron un informe con las tareas a corto, mediano y largo plazo que se están en marcha para cumplir con el fallo.

A la fecha se entregaron solamente 3.992 de las 17.771 casas que se necesitan para trasladar a todas las familias en situación de riesgo.

También se limpiaron 195 basurales a cielo abierto y se desplazaron a empresas que estaban ubicadas cerca de la cuenca, aunque muchas otras continúan arrojando líquidos contaminantes al agua.

En el lugar existen varios asentamientos precarios, como villa inflamable y la villa 21-24, además de otros barrios que también se ven afectados por la polución.

ACUMAR le hace un seguimiento sanitario a unas 345 personas que tienen diferentes tipos de infecciones y enfermedades, de las cuales el 47% son niños menores de seis años.

El organismo asegura que realiza tareas de limpieza en los márgenes de la cuenca y en los espejos de agua, pero que las empresas siguen contaminando y que para solucionarlo necesitan el compromiso de las 15 jurisdicciones por las que pasa el Riachuelo.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados