El jefe policial de Corrientes Julio César Gómez ordenó la permanencia de animales en las dependencias luego de que uno de ellos, Cartucho, mordiera a una nena. Hubo malestar entre los policías y lo cambiaron de división

El jefe policial de Corrientes prohibió el ingreso de perros a las comisarías de la provincia, pero la determinación generó tanto malestar y rechazo en la fuerza que tuvieron que cambiarlo de división.

El comisario mayor Julio César Gómez, director de Seguridad Metropolitana de la Policía correntina, tomó la decisión luego de que Cartucho, un can conocido en la ciudad capital, mordiera a una nena por causas que se desconocen dentro de una de las dependencias.

LEA MÁS:

Tras ese suceso, Gómez envió la orden a todo el personal a cargo: "Queda prohibida la permanencia de perros y gatos dentro de dependencias policiales".

Pero, sorprendentemente, la medida generó enojos en la fuerza. Hasta el comisario mayor Eduardo Acosta expresó su desacuerdo: "No se puede echar a los perros y los gatos de una comisaría, pero sí extremar los cuidados para que no muerdan a las personas".

Debido a este rechazo generalizado, Gómez fue desplazado a otra división y el perro en cuestión fue trasladado a un instituto para ser revisado: si los análisis le dan bien, volverá a la comisaría 7ma donde se encontraba.

EN MAR DEL PLATA, UN POLICÍA QUE CUIDA A LOS PERROS:

Hace unas semanas, en las redes sociales se viralizó el video del policia Luis Alberto Zabala que les da un techo a todos los perros que habitan por las calles de la ciudad de Mar del Plata.

En las imágenes aparecen los perros dentro de la dependencia como un refugio contra el intenso frío costero.

“Hay que ser solidario con los seres vivos sobre todo porque somos todos partes de una gran familia”, comentó Zabala.

El policía que cuida a los perros de la calle