El gobierno nacional llegó a un nuevo acuerdo con Sinopharm por el que llegarán otras seis millones de vacunas a partir del mes próximo.

El gobierno alcanzó un nuevo acuerdo con el laboratorio chino Sinopharm por la compra de otras seis millones de vacunas contra el coronavirus, que comenzarían a llegar al país a partir del mes próximo para avanzar con el plan de vacunación.

Se trata del segundo contrato que cierra la Casa Rosada con la empresa china, luego del alcanzado en febrero pasado, por el cual llegaron al país cuatro millones de vacunas que fueron utilizadas para inmunizar a dos millones de personas.

Tras el arribo de esas dosis en abril, el gobierno había dicho que se iba a complicar llegar rápidamente a otro convenio, ya que China quería priorizar la vacunación de sus ciudadanos.

Sin embargo, ahora vuelve a confirmarse este segundo acuerdo, que permitirá la inmunización de tres millones de personas en nuestro país.

La vacuna de Sinopharm se desarrolla en el Instituto de Productos Biológicos de Pekín y cuenta con una eficacia de 79,34%.

En la Argentina se dieron estudios clínicos de la fase tres de esa dosis, en el marco de en un estudio liderado por la Fundación Huésped, que reclutó a 3.000 voluntarios del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Las seis millones de dosis que llegarán desde Pekín se sumarán a las que el gobierno espera de AstraZeneca, Sputnik V, Covishield y del mecanismo Covax de la Organización Mundial de la salud (OMS).

Semanas atrás, se confirmó que la Argentina y China habían alcanzado un acuerdo para la producción local de la vacuna de Sinopharm. "La Embajada de China en la Argentina, como siempre, apoyará el esfuerzo conjunto de ambos países para enfrentar la pandemia y asistirá a Sinopharm en su estrecha colaboración con el país, a fin de elevar la respuesta China-Argentina ante la emergencia sanitaria", dijo el embajador de ese país en la Argentina, Zou Xiaoli.

La vacuna

Vale recordar que la vacuna de Sinopharm fue autorizada en nuestro país el pasado 21 de febrero por la ANMAT, aunque sólo para menores de 60 años. Los mayores de esa edad recién pudieron comenzar a recibirla desde el 26 de marzo, cuando el mismo organismo recomendó su uso en los grupos de riesgo.

Se trata de una vacuna del tipo "inactivada", ya que contiene una versión del virus alterada genéticamente, lo que le impide reproducirse y desarrollar la enfermedad pero genera una respuesta inmune en el organismo, mientras que su principal ventaja es que requiere menos fríos que otras.

La Sinopharm requiere de dos dosis, aunque se trata del mismo componente. Puede transportarse y almacenarse a una temperatura de entre 2 y 8 grados, lo que facilita la logística de distribución y resulta una ventaja frente a otras como la de Pfizer, que requiere una refrigeración de -70 grados.

"Es una vacuna a virus inactivado, lo que la hace una vacuna muy tradicional, muy segura como lo son las vacunas de la Polio (Salk), de la Hepatitis A o de la rabia", explicó en su momento Pedro Cahn, director científico de la Fundación Huésped, quien coordinó los ensayos clínicos de Fase III de la Sinopharm en el país.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados