Cuando los talibanes dirigían el país entre 1996 y 2001, las mujeres no podían viajar ni trabajar y estaban obligadas a llevar en público un burka, que cubre todo el cuerpo y el rostro, con una rejilla de tela a nivel de los ojos.

Un vocero de los talibanes, que desde el domingo tomaron el poder en Afganistán, anunció que el uso del burka (velo integral) no será obligatorio para las mujeres, ya que existen diferentes tipos de velo, y que también podrán recibir educación de todos los niveles.

"El burka no es el único hiyab (velo) que puede llevarse. Existen diferentes tipos de hiyab que no se limitan al burka", declaró Suhail Shaheen, vocero del buró político del grupo en Doha, a la cadena Sky News.

Shaheen no precisó cuáles son los otros tipos de velo que los talibanes considerarían aceptables.

Con el regreso al poder de los talibanes, que durante su anterior gobierno aplicaron una versión ultra rigurosa de la ley islámica, muchos países y organizaciones temen por la suerte de las niñas y las mujeres afganas.

Cuando dirigían el país entre 1996 y 2001, las escuelas de niñas estaban cerradas, las mujeres no podían viajar ni trabajar y estaban obligadas a llevar en público un burka, que cubre todo el cuerpo y el rostro, con una rejilla de tela a nivel de los ojos.

Durante el lustro que duró ese gobierno, las mujeres no podían salir de sus casas sin que un varón de sus familias las acompañaran.

mujeres-burka-1920-4.jpg
Afganistán: para las mujeres el velo será obligatorio, pero no el burka

Afganistán: para las mujeres el velo será obligatorio, pero no el burka

En las plazas de las ciudades y en los estadios tenían lugar además flagelaciones y ejecuciones, incluidas lapidaciones por adulterio.

"Podrán recibir una educación, desde la primaria a la universidad. Hemos anunciado esta política durante conferencias internacionales, en la conferencia de Moscú y aquí en la conferencia de Doha (sobre Afganistán)", explicó Shaheen.

Miles de escuelas en las zonas controladas por los talibanes siguen abiertas, precisó.

La semana pasada, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, estimó particularmente espantoso y desgarrador ver informes sobre cómo los derechos ganados con tanto esfuerzo por las niñas y las mujeres están siendo arrebatados en las zonas bajo el control de los talibanes.

El cambio se pudo ver de inmediato, por ejemplo, en la corresponsal internacional en Afganistán de la cadena de noticias CNN, Clarissa Ward, quien el sábado pasado se encontraba en el piso del estudio con el pelo recogido, maquillaje y ropas occidentales y tan solo 48 horas después, al día siguiente de la toma de Kabul por parte del movimiento talibán, se la vio en un móvil en las calles de la capital afgana con el cabello tapado por un velo negro y sin maquillar.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados