Policía penitenciario bolsonarista irrumpió en una fiesta en Brasil y abrió fuego contra Marcelo Arruda, uno de los líderes del Partido de los Trabajadores.

La violencia política explotó en Brasil, cuando un policía irrumpió en una fiesta de cumpleaños gritando consignas a favor del presidente Jair Bolsonaro y mató a tiros a un dirigente del partido del ex mandatario y candidato presidencial Luiz Inácio Lula da Silva, antes de morir alcanzado por disparos de defensa hechos por su víctima.

El hecho ocurrió el sábado en la noche durante una fiesta en un club de Foz de Iguazú, estado de Paraná, en la frontera con la provincia de Misiones y según la policía el ataque del bolsonarista tuvo motivaciones políticas debido a que el cumpleaños tenía la temática del Partido de los Trabajadores (PT) y la víctima, Marcelo Arruda, usaba una remera con la cara de Lula.

La invasión a la fiesta del dirigente que era también guardia municipal y tesorero del PT por parte del policía penitenciario federal bolsonarista ocurrió luego de que el jueves Lula debió utilizar chaleco antibalas en un acto en Río de Janeiro luego de que un hombre que fue detenido lanzó un explosivo de fabricación casera contra la multitud.

"Por lo que se ha percibido hasta el momento se trató de un delito hecho por intolerancia política", dijo el secretario de Seguridad de Foz de Iguazú, Marclos Jahnke, en base a la investigación de la Policía Civil del estado de Paraná.

Lula, candidato favorito en las encuestas presidenciales de Brasil para el 2 de octubre, atribuyó al ultraderechista Bolsonaro "el clima de odio en el país" reflejado en este crimen del dirigente que era un guardia municipal de Foz de Iguazú y tesorero del PT en esa ciudad.

Marcelo Arruda celebraba su cumpleaños 50 vestido con una camiseta con la imagen de Lula en un club decorado con imágenes del ex presidente cuando un policía penitenciario federal, Jorge Guaranho, interrumpió la fiesta con su esposa con un bebé en brazos al grito de "Bolsonaro presidente, hijos de puta", según relataron testigos a la prensa local.

El policía bolsonarista se retiró después de este primera irrupción y regresó solo 20 minutos después armado y disparando, tras lo cual Arruda, que es guardia de la municipalidad de Foz de Iguazú, tesorero local del Partido de los Trabajadores y había sido candidato a vicealcalde en las elecciones municipales de 2020, respondió con su arma reglamentaria.

Arruda -padre de cuatro hijos, el último de dos meses de vida, todos presentes en su fiesta de cumpleaños- recibió tres tiros y el policía bolsonarista cinco, según informó la Secretaría de Seguridad Pública. La presidenta del PT, Gleisi Hoffmann, vinculó el homicidio al "discurso de odio y a la población peligrosamente armada" por el Gobierno del presidente Jair Bolsonaro.

"Embalados por un discurso de odio y peligrosamente armados por la política actual del presidente de la República, que estimula el enfrenamiento, el conflicto, el ataque a adversarios, cualquier persona adherida a este proyecto de muerte y destrucción viene transformándose en agresora o asesina", dijo Hoffmann al lamentar el fallecimiento del dirigente de Foz do Iguazú, ciudad fronteriza con Misiones.

También pidió a la corte suprema y al Tribunal Superior Electoral medidas para enfrentar cualquier situación que alimente un clima de disputa violenta. Lula publicó un comunicado extenso en el cual acusó a Bolsonaro de implementar el odio en el país, y dijo que con su reacción, Arruda logró evitar una masacre en la fiesta en la que había 40 personas en un club de empleados públicos.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados