Henry de Jesús López Londoño, el narco colombiano detenido en Buenos Aires, fue condenado por un tribunal del distrito sur de Florida.

El narco colombiano Henry de Jesús López Londoño, alias “Mi Sangre”, detenido en Buenos Aires en 2012 y luego extraditado a Estados Unidos, fue condenado por un tribunal del distrito sur de Florida a 30 años de prisión por conspiración para ingresar y distribuir cocaína, informó la prensa colombiana.

En el juicio, que había comenzado hace cinco semanas, el sindicado capo de la organización paramilitar conocida como “Oficina de Envigado” sostuvo que desde marzo de 2010 él era informante de la agencia antidrogas DEA y el Departamento de Seguridad Nacional estadounidenses y pidió la anulación de su proceso porque dijo que violó la ley cumpliendo labores de infiltrado.

Pero la Fiscalía Federal del Distrito Sur de Florida insistió que nunca recibió autorización del gobierno de los Estados Unidos para colaborar y solicitó que se le aplique la pena de 30 años, según informó el diario El Tiempo de Colombia.

De acuerdo a “Mi Sangre”, los hechos de narcotráfico que le atribuye la Justicia ?fueron cometidos con autorización de las agencias de Estados Unidos? y había recibido ?autorización específica” para involucrarse “en ciertas conductas ilegales necesarias” para cumplir su misión.

La defensa del narcotraficante alegaba que agentes de la DEA y de la Fiscalía estadounidense habían destruido las pruebas de las comunicaciones fluidas y permanentes de “Mi Sangre” con personal del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).

“Agentes y abogados del Gobierno de los Estados Unidos destruyeron esos teléfonos con el pleno e innegable conocimiento de que constituirían la evidencia más crítica y probatoria que respalda una defensa de la autoridad pública”, dijeron en su momento los abogados.

En el dossier de la defensa, se incluyeron documentos oficiales de Estados Unidos que revelaban que sí tuvieron contactos con el narco y que se alcanzó a recibir información, pero las agencias federales antimafia frenaron el proceso cuando se percataron del historial delictivo de “Mi Sangre”.

López Londoño comenzó su carrera criminal en la “Oficina de Envigado” y fue proveedor de droga para los paramilitares del “Bloque Centauros” y luego pasó al “Bloque Capital” en Bogotá, donde estableció una “oficina de cobro”.

Aunque en 2005 se desmovilizó como mando medio paramilitar, siguió su carrera delictiva, pero tuvo que huir en 2007, tras ordenar un atentado fallido contra jefes de “la Oficina”.

En 2008, volvió a Medellín y estableció una alianza con el cartel “Los Urabeños”, pero luego escapó de su país y fue capturado en Buenos Aires el 30 octubre de 2012.

López Londoño fue apresado cuando cenaba junto a allegados y custodios en el restaurante “Fettucine Mario”, de Pilar, ya que pesaba sobre él un pedido de captura internacional por una causa en la que lo imputaban como jefe del mencionado cartel.

LEA MÁS:

Según la acusación, “Mi Sangre” dirigió entre 2006 y 2012 una organización dedicada al tráfico de cocaí­na hacia Estados Unidos, México y América Central, y al lavado de dinero producido por esa actividad ilegal.

Mientras estuvo preso en Buenos Aires, el narco recurrió a numerosos artilugios judiciales para evitar ser extraditado y hasta llegó a la Corte Suprema de Justicia de la Nación, pero todos sus pedidos fueron rechazados.

El 3 de septiembre de 2016, cuando ya no le quedaban más instancias, se conoció un presunto plan del colombiano para fugarse de la cárcel de Ezeiza, que incluía el ataque de un grupo comando al penal, luego de que su abogada, Marí­­a Gabriela Ricagno, pretendió ingresar al penal con un plano detallado de los terrenos de la cárcel.

En el croquis también figuraba la ubicación detallada de comisarías y otras dependencias policiales próximas al penal, así como los barrios aledaños hasta el partido de Esteban Echeverrí­a y una posible línea de fuga trazada en rojo hacia Cañuelas.

Además, en la celda del preso se hallaron numerosas fotocopias de expedientes y dentro de ellas, en un hueco, un teléfono celular Iphone, dos chips y un módem portátil.

Finalmente, casi dos meses después, el 16 de noviembre, “Mi Sangre” fue trasladado bajo el más absoluto secreto y rodeado de un centenar de efectivos de distintas fuerzas de seguridad al aeropuerto de Ezeiza y desde allí llevado en un avión privado contratado por la Embajada de Estados Unidos hacia Florida.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados