Este conflicto internacional por un supuesto espionaje se desató tras una denuncia británica y luego se sumaron los otros dos países. Los rusos niegan todo.

En plena pandemia de coronavirus y en un hecho de tintes cinematográficos de otros tiempos, el Reino Unido, Estados Unidos y Canadá acusaron a espías rusos de intentar usurpar la propiedad intelectual de los laboratorios y universidades que trabajan en el desarrollo de una vacuna contra el coronavirus, en un comunicado conjunto.

El gobierno británico acusó al grupo conocido como APT29 de ser “parte del espionaje ruso con una certeza del 95%”.

También de haber emprendido una serie de ataques informáticos a partir de febrero, dirigidos a las instalaciones que desarrollan la investigación sobre una posible vacuna contra la Covid-19, a través de un informe del Centro Nacional para la Ciberseguridad (NCSC, por sus siglas en inglés).

Luego de la denuncia inicial británica, en un comunicado conjunto con la agencia de seguridad nacional de Estados Unidos y la autoridad canadiense de ciberseguridad -el Canadian Communication Security Establishment- y el NCSC indicaron que los ataques forman parte de una campaña global del grupo conocido como APT29, que busca usurpar los secretos de la búsqueda de la vacuna.

ADEMÁS:

Qué son las "burbujas aéreas", la alternativa para que regresen los vuelos

El APT29, conocido también entre la comunidad de hackers informáticos como The Dukes o Cozy Bear, mantiene su actividad desde hace años.

Fue vinculado con los hackeos contra el Partido Demócrata estadounidense, durante la campaña de las elecciones presidenciales de 2016.

Los servicios de inteligencia occidentales conectan al grupo con el Servicio Federal de Seguridad ruso (FSB), bajo jurisdicción directa del presidente Vladimir Putin.

En el caso de los ataques dirigidos a la investigación y desarrollo de la vacuna contra el virus, el grupo APT29 realizó un escaneo de vulnerabilidad básica contra direcciones IP externas específicas de su propiedad por las organizaciones, añade la denuncia.

De inmediato, el portavoz presidencial ruso, Dmitri Peskov, rechazó de plano la acusación.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados