El Papa Francisco dijo que la reconstrucción de las economías después de la la pandemia debe apuntar a un futuro con "condiciones laborales decentes y dignas''.

El Papa Francisco afirmó este jueves en la 109 Conferencia Internacional del Trabajo que la propiedad privada es “un derecho secundario” que depende de uno primario, que es “el destino universal de los bienes”, al tiempo que criticó la corrupción que convierte a los sindicatos en “seudopatrones” y los aleja del pueblo.

El Sumo Pontífice destacó las necesidades de los migrantes y los trabajadores más vulnerables y dijo que “a veces, al hablar de propiedad privada olvidamos que es un derecho secundario, que depende del derecho primario, que es el destino universal de los bienes”.

El Papa retomó así una idea que ya expresó en diciembre de 2020 al inaugurar la conferencia internacional de los Comités Panamericano y Panafricano de Juezas y Jueces por los Derechos Sociales y la Doctrina Franciscana, cuando afirmó que el derecho a la propiedad es “un derecho natural” pero “secundario” derivado del derecho que tienen todos, “nacido del destino universal de los bienes creados”.

Embed

En el mensaje, que dirigió en primer lugar al director general de la OIT, Guy Ryder, Francisco dijo que la reconstrucción de las economías después de los reveses de la pandemia de coronavirus debe apuntar a un futuro con “condiciones laborales decentes y dignas’', que provengan de la negociación colectiva. Pidió así una “reforma profunda de la economía” y “un trabajo esencialmente humano”.

También destacó que el “derecho a la sindicalización’' es una de las protecciones fundamentales de los trabajadores pero asimismo criticó la corrupción que convierte a los sindicatos en “seudopatrones” y los aleja del pueblo.

ADEMÁS:

Argentina recibió el respaldo del Tesoro de EEUU de cara a las negociaciones con el FMI

Francisco sostuvo que la labor de los sindicatos es la de “desnudar a los poderosos que pisotean los derechos de los trabajadores más vulnerables”, aunque les invitó a “no dejarse encerrar en una ‘camisa de fuerza’ y enfocarse en situaciones concretas”.

Cuando un sindicato se corrompe, ya esto no lo puede hacer, y se transforma en un estatus de seudopatrones, también distanciados del pueblo”, denunció el Sumo Pontífice.

También le pidió a los empresarios que trabajen por la “superación de la miseria” y se centren en la creación de “fuentes de trabajo diversificadas”. Asimismo, consideró que la “verdadera vocación” de los empresarios es “producir riqueza al servicio de todos”.

Por otro lado, Francisco pidió que la “protección social” llegue a los que trabajan en negro. Una exclusión que enmarcó en la “filosofía del descarte” que, además, complica la “detección temprana” y la “búsqueda de atención médica por el COVID-19”, aumentando el riesgo de que se produzcan brotes entre esas poblaciones.

Por último el Pontífice recordó a los empresarios que “su verdadera vocación” es “producir riqueza al servicio de todos”. De este modo, denunció una “dinámica elitista, de constitución de nuevas élites a costa del descarte de mucha gente y de muchos pueblos".

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados