El presidente de Brasil brindó una conferencia en la que aseguró que su Gobierno "vivió esta semana su mejor y su peor momento" y afirmó que quiere conocer las grabaciones que lo imputan en un presunto caso de corrupción.

Después de que se conociera una grabación en la que el presidente de Brasil, Michel Temer, estuviera presuntamente implicado en un hecho de soborno, el mandatario aseveró este jueves en conferencia de prensa que no va a renunciar.

“No renunciaré. Repito. No renunciaré y exijo una esclarecimiento pleno de todo‘”, declaró en un mensaje a la Nación transmitido desde el Palacio Presidencial de Planalto. En diferentes momentos de la tarde, varios ministros ya presentaron su renuncia.

"Mi Gobierno vivió esta semana su mejor y su peor momento. Quiero conocer esas grabaciones", sostuvo el jefe de Estado brasileño, quien fue tajante al aseverar que “No compré el silencio de nadie. Nunca autorice a pagar nada".

LEA MÁS:

Afirmó que “cuando el optimismo retornaba”, una grabación hecha “clandestinamente trajo de nuevo el fantasma de una crisis política en una dimensión aún desconocida”.

“No preciso de cargo público ni de foro especial”, “no tengo nada que esconder” y “por eso registro enfáticamente que la investigación pedida por la Corte Suprema será el territorio en que demostraré mi inocencia”, declaró visiblemente molesto.

Por su parte, la Corte Suprema del país vecino autorizó a investigar al mandatario por su presunta implicación en un esquema de sobornos.

El juez del Supremo Tribunal Federal (STF) Edson Fachin, a cargo de las causas sobre políticos con fueros bajo sospecha en el escándalo Petrobras, “decidió abrir una investigación sobre el presidente Michel Temer”, en base a delaciones premiadas de los dueños del gigante alimentario JBS, precisó la Agencia Brasil.

Temer confirmó que no renuncia

Aparecen en esta nota: