La "Obama femenina", como le dicen algunos, es la candidata a vice elegida por Joe Biden, del partido Demócrata, para tratar de destronar a Trump.

A los 55 años, Kamala Harris, la senadora elegida por Joe Biden como su compañera de fórmula, no cabe en ningún estereotipo político estadounidense: hija de inmigrantes y resultado de su sueño americano, fue criada como feminista y progresista, pero rompió el techo de cristal una y otra vez con una mirada pragmática del poder que le garantizó un arco aliado muy heterogéneo.

Su historia familiar le ganó muchas veces el apodo de "la Obama femenina". Nació en 1964, tres años después del expresidente, y, como él, es hija de inmigrantes, formada en Derecho en una reconocida universidad y dueña de un innegable carisma y de un discurso difícil de encasillar.

Tras el divorcio de sus padres -un profesor de Economía de Jamaica y una médica endocrinóloga y nutricionista de India-, Harris y su hermana Maya fueron criadas en los años 60 y 70, rodeadas de académicas exitosas amigas de su madre y de voces feministas y progresistas del movimiento negro.

Esto les imprimió a ambas una mirada del racismo, la justicia social y el sistema penal, pero también les enseñó desde temprano a codearse con la élite política.

En 1990, con solo 25 años, Harris asumió como la vice fiscal general de Oakland, su ciudad natal en California, en momentos en que el entonces presidente, el demócrata Bill Clinton, pedía mano dura para frenar a las pandillas y dar pelea en la guerra contra las drogas.

Ocho años después, Harris asumió como vice fiscal general de la ciudad vecina de San Francisco y, en 2003, tras chocar con la gestión que quería que los menores de edad fueran juzgados por cortes ordinarias, sorprendió a todos y desafió a su jefe en las urnas. Harris ganó pese a no tener grandes conexiones partidarias y se convirtió en la primera fiscal general de distrito de San Francisco en un momento en que el 95% de las personas que ocupaban ese cargo en el país eran blancas y el 83%, hombres, según reseñó en aquel momento San Francisco Magazine. Ocupó ese cargo electivo durante seis años, y en ese período consiguió tanto aliados como detractores.

Víctimas de abusos sexuales cometidos por la Iglesia Católica la acusaron de ignorarlos, y los sindicatos de policías le declararon la guerra luego que se negara a pedir la pena de muerte al asesino de un oficial de 29 años.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados