El Vaticano había solicitado la "suspensión" de la misma e instado a Maduro a asegurar "el pleno respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales"

La Asamblea Nacional Constituyente (ANC) de Venezuela quedó formalmente instalada en la tarde del viernes, con la ex canciller Delcy Rodríguez como titular y centenares de seguidores del presidente Nicolás Maduro celebrando en las inmediaciones.

Los asambleístas entraron a la sede con rosas rojas y cargando cuadros de Hugo Chávez y Simón Bolívar, como habían prometido que colgarían de nuevo en el edificio, luego de que fueron retirados tras el triunfo parlamentario opositor en 2015.

Horas antes, el Vaticano había pedido la “suspensión” de la instalación de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), al tiempo que demandó al líder bolivariano que asegure “el pleno respeto de los derechos humanos fundamentales”.

LEA MÁS:

“La Santa Sede manifiesta nuevamente su profunda preocupación por la radicalización y el agravamiento de la crisis en la República Bolivariana de Venezuela, por el aumento de los muertos, de los heridos y de los detenidos”, señaló en un comunicado la Secretaría de Estado del Vaticano.

“Al mismo tiempo, la Santa Sede pide a todos los actores políticos, y en particular al Gobierno, que se asegure el pleno respeto de los derechos humanos y de las libertades fundamentales”, agregó el texto redactado a pedido del mismísimo Francisco.