Miembro de Q'Anon, el movimiento conspiracionista más peligroso de EE. UU, Angeli es uno de los seguidores más visibles de Donald Trump.

El inédito intento de toma del Capitolio por parte de extremistas de derecha seguidores de Donald Trump ha provocado una ola de estupor y condenas más allá de los Estados Unidos. También ha dejado imágenes impactantes, que brindaron una luz para saber quiénes son estos activistas tan violentos.

Jake Angeli es un viejo conocido de las marchas a favor de Donald Trump. No se pierde una. Se hace llamar también Q-Shaman y se convirtió en uno de los personajes más populares dentro del círculo de manifestantes del mandatario de Estados Unidos. Ayer, durante la toma del Capitolio, no pasó desapercibido. Su rostro es una de las imágenes del triste asalto que dejó 4 muertos, 14 heridos y más de 52 detenidos.

La cara pintada, un gorro con piel y cuernos de búfalo, el torso desnudo y con una bandera de Estados Unidos: este joven disfrazado con elementos de la cultura sioux y tatuajes celtas se convirtió en un emblema de los disturbios de ayer en el Congreso y expone una de las teorías conspirativas más divulgadas entre la ultraderecha que respalda a Donald Trump.

Angeli pertenece a QAnon, un movimiento que sostiene la existencia de una sociedad secreta del poder que involucra a dirigentes del Partido Demócrata, multimillonarios como George Soros y Bill Gates, y algunos actores de Hollywood, que participan de una red internacional de satanismo y pedofilia.

El joven, que los medios de comunicación estadounidenses lo trazan como aspirante a actor y música, es oriundo de Arizona y desde 2019 suele instalarse frente a la sede gubernamental del estado para agitar varias ideas de esta teoría conspirativa que nació de un foro de Internet y que ubica a Trump como la persona que intenta sacar a la luz este complot.

ADEMÁS:

Estados Unidos: murió una mujer baleada en el Capitolio

En una entrevista con el diario Arizona Times, señaló que usa el gorro de piel, se pinta la cara y camina sin camisa como una forma de captar la atención de la gente a la hora de difundir su mensaje sobre el QAnon.

En febrero del año pasado, Angeli fue visto entre la multitud en un acto del mandatario saliente en Phoenix con un cartel que decía "Q me envió" y se encargó de divulgar las ideas de la teoría conspirativa.

También fue visto en protestas para impugnar los resultados de las elecciones presidenciales de noviembre pasado, en donde el demócrata Joe Biden triunfó en el estado por menos del 0,3% de los votos.

Consultado sobre cómo llegó a ser un creyente del movimiento QAnon, afirmó que descubrió muchas de las teorías que sostiene a través de su propia investigación en Internet.

"En cierto momento, todo encajó de alguna manera”, dijo y afirmó que el QAnon validó todas las creencias que tenía previamente.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados