El Municipio dispuso ampliar el programa de becas educativas PODES -que funciona articuladamente con el programa provincial Envión- que promueven la inclusión, y egreso de los jóvenes de las escuelas secundarias acompañando a aquellos alumnos cuya permanencia dentro del sistema educativo se encuentre en riesgo.

En ese marco, la secretaria de Ciencia, Tecnología y Políticas Educativas Silvina Gvirtz se reunió con alumnos beneficiarios de las becas y algunos contaron su experiencia. “Me llegó en primer año cuando una preceptora me llamó y me avisó. Sirve mucho, lo uso para comprar libros o para necesidades básicas como venir a la escuela”, dijo uno de los jóvenes.

Por su parte, la mamá de una alumna afirmó que “es una ayuda grande que se nota en el estudio. Ahora nosotros estamos desempleados y es fundamental para que los chicos tengan los materiales necesario para estudiar”.

Creado en el año 2009, PODES abarca a todas las escuelas secundarias, técnicas y especiales. Este año la modalidad incorporó el pedido de los boletines cada tres meses para realizar un seguimiento de las trayectorias educativas y así medir el impacto que tiene la beca en el desarrollo escolar.

Desde la comuna explicaron que pueden participar alumnos de entre 12 y 17 años.

Aparecen en esta nota: