El flagelo de la violencia machista golpea fuerte en el ámbito del Departamento Judicial de Morón. Allí, funciona una fiscalía especializada que recibe casos de ataques por género, desde amenazas, hasta golpizas y femicidios. Sin embargo, se encuentra colapsada porque debe investigar 8 mil denuncias con un equipo de apenas 17 personas. 

Así lo afirmó la fiscal de Género Paula Hondeville, argumentando que “sólo en mi fiscalía hay más de 8 mil causas y no damos abasto”.

”Somos 17 personas trabajando y evidentemente es imposible”, aseguró la titular de la Unidad Fiscal de Instrucción y Juicio N° 10 de Morón.

”Con las Fiscalías Especializadas en Violencia de Género se está dando otra respuesta a las mujeres que así lo requieren”, reconoció Hondeville.

Asimismo, explicó que en el marco del Departamento Judicial de Morón ”hay dos fiscalías, con tres fiscales en cada una de ellas, pero es una cuestión matemática: no damos abasto. Somos 17 personas trabajando y sólo en mi fiscalía hay más de 8 mil causas. Evidentemente es imposible”.

En declaraciones al programa televisivo local Primer Plano, Hondeville valoró el aporte realizado por los Municipios de Morón, Hurlingham, Ituzaingó y Merlo.

Luego, consideró que las líneas telefónicas exclusivas para denunciar casos de violencia de género ”son herramientas que suman”.

Aunque aclaró que “no son cien por ciento eficaces”. Pero “es mucho más de lo que teníamos hace tiempo atrás”, afirmó.

Sobre la masacre de Hurlingham durante la que Diego Loscalzo mató a cinco mujeres y un hombre, la Fiscal Hondeville, que investiga el hecho, dijo que ”había mucha ansiedad en que se lo califique como femicidio, pero se necesitan algunas comprobaciones que sólo se dan en el marco de una investigación. Cuando se constató que en el marco de la pareja había violencia de género, entonces se cambió la tipificación legal”.

”Tiene que estar presente la desvalorización de la mujer, esta situación de inferioridad de condiciones por su calidad de mujer, por su género. Eso no siempre se da. Un episodio aislado de violencia doméstica en el que termina muerta una mujer no implica per sé necesariamente un femicidio”, finalizó la funcionaria judicial.

Aparecen en esta nota: