El saldo de los violentos robos con esta modalidad delictiva en la Ciudad Autónoma y el Conurbano fue de 14 víctimas fatales y otras 120 heridas.

A lo largo de todo 2021, se registraron en el AMBA 6.600 asaltos a casas particulares del tipo "entraderas" o "salideras", con un saldo de 14 muertes (entre víctimas y delincuentes) y 120 personas con lesiones graves o de consideración, reveló un informe de la ONG Defendamos Buenos Aires.

Según una investigación de la entidad que dirige el abogado Javier Miglino, "a raíz de esos graves hechos delictivos, caracterizados por la extrema violencia, se produjeron 14 homicidios (cinco víctimas y nueve delincuentes), 36 tentativas de homicidio y 120 personas resultaron con lesiones graves o de consideración".

El informe se produce a pocas horas de ocurrido un hecho de estas características, protagonizado por cuatro delincuentes que ingresaron a una vivienda de la calle Marcos Paz al 700, de Villa Sarmiento, Morón, momento en el que amenazaron con armas de fuego a una mujer y sus dos hijos.

Los malvivientes ataron a sus víctimas y bajo amenaza de muerte les exigieron dinero y bienes de valor. Los criminales se llevaron notebooks, los teléfonos celulares, los ahorros de toda la familia y joyas. Un vecino alertó a la policía, que detuvo a los delincuentes y logró recuperar el botín robado.

Dentro de esta modalidad se inscribe otro hecho ocurrido en diciembre de este año cuando un hombre de 62 años, que vive en la calle Zorrilla al 300 en Florencio Varela al sur del Conurbano bonaerense, resistió un asalto a los tiros cuando los criminales estaban dentro de su casa, armados y golpeando a su mujer y a su hijo.

El hombre pudo abatir a dos de los delincuentes e hirió a un tercero, que fue detenido en el interior de la vivienda por la Policía bonaerense. Tanto el dueño de casa como su familia resultaron ilesos.

ADEMÁS: Lo golpean y le roban la camioneta en pleno centro de Mar del Plata

Otro violento episodio de estas características tuvo lugar tiempo atrás cuando una familia compuesta por el matrimonio, la mamá de la dueña de casa de 83 años y una sobrina de 17 fueron asaltados de madrugada en su casa de Julián Álvarez al 800, en el porteño barrio de Villa Crespo.

Cuando los delincuentes escapaban con dinero, teléfonos celulares de la familia y algunas joyas fueron interceptados por la Policía, y luego de una persecución con tiroteo incluido se logró aprehender a cuatro de los criminales.

"Tanto en barrios abiertos como cerrados durante la pandemia se incrementaron los robos tipo ‘entradera’ perpetrados por bandas de varios delincuentes que no ahorran violencia para someter a sus víctimas, a sabiendas de que dentro del hogar puede haber personas dispuestas a defenderse", señala Miglino.

El abogado recordó otro caso ocurrido en el mes de junio de este año cuando tres delincuentes robaron un edificio en la calle Congreso casi Tres de Febrero en el barrio de Belgrano. "Se habían presentado como operarios de una empresa de gas y una vez dentro del edificio, ingresaron a un departamento vacío y robaron todo lo que pudieron para luego marcharse con el botín", añade.

El especialista alerta: "La gente nos cuenta alarmada que proliferan las bandas que en número de cuatro a seis salen a robar apenas cae el sol. Pueden ser vistos en San Justo o Ramos Mejía en La Matanza pero también en Belgrano, Núñez y Palermo, en plena Capital Federal, simulando hablar por teléfono cuando en realidad están marcando casas para robar".

Según el letrado, muchos de los ladrones roban a bordo de motos utilizando el ‘merchandising’ de las empresas de delivery, tanto el uniforme como la canasta.

"Simulan que harán una entrega y cuando el vecino les abre la puerta, aparecen sus cómplices y roban todo posible para luego fugarse de inmediato y camuflarse con otros repartidores", sostiene.

Otra modalidad muy frecuente ocurre cuando al momento de bajar la víctima del ómnibus o cuando espera el colectivo en la parada, es seguida de cerca por dos o cuatro delincuentes a pie y en motos. "Una vez que llegan a su casa, los fuerzan a ingresar y les roban. Algo habitual por ejemplo en las paradas del Metrobus sobre la Ruta 3 a la altura de San Justo e Isidro Casanova", afirma Miglino.

Por último el abogado describió una metodología consistente en ingresar a las casas luego de forzar cerraduras y puertas con un fierro tipo barreta. "Bajo esta modalidad están haciendo estragos en Capital Federal y en Provincia. Los cerrachorros robaron más de 5.000 departamentos entre 2010 y 2020", precisa.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2021-110619619 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados