En un proceso de Juicio por Jurados llevado a cabo en Lomas de Zamora, el colectivero fue encontrado culpable y en breve se sabrá el monto de la pena; Las víctimas son sus tres hijos y los hechos ocurrieron entre 1999 y 2016

Un chofer de colectivos fue hallado culpable, al término de un proceso de Juicio por Jurados desarrollado en los Tribunales de Lomas de Zamora, del abuso sexual de sus tres hijos, en episodios que se extendieron a lo largo de 17 años en la vivienda en la que residían en la localidad de Glew. Ahora se aguarda que el juez Marcos Martínez de a conocer, en los próximos días, el monto de la pena que se le aplicará a este hombre, cuya identidad no trascendió, a los efectos de preservar a los entonces niños damnificados por las reiteradas violaciones a los que fueron sometidos por su propia padre.

De acuerdo a lo consignado por el portal de noticias DiarioConurbano.com, quedó comprobado en el juicio por jurados que el colectivero, que se desempeñaba en la empresa San Vicente y llegó al debate en condición de detenido, fue quien abusó sexualmente de su tres hijos, entre 1999 y 2016, en el domicilio familiar de Glew, donde convivía con las víctimas.

“El Jurado, compuesto por una docena de ciudadanos, durante tres jornadas escucharon los testimonios y luego se dio paso a la audiencia de alegatos”, se indicó, tras conocerse que el imputado ya fue declarado culpable y se espera por su condena.

ADEMÁS:

Recoleta: robaron un auto con una nena de 5 años adentro

Con otras tres detenciones, cayó la banda que atacó al Gran Rabino Davidovich

En el proceso, tal como había quedado establecido en la investigación previa, “quedó comprobado que el acusado abusó sexualmente de sus tres hijos menores de edad. Al mayor de ellos, lo sometió a violaciones entre 1999 y 2006, año en el que el menor sufrió leucemia. En tanto, hizo lo propio con otro de sus hijos hasta 2011 cuando el propio imputado fue intervenido quirurgicamente. Y el menor de los tres hermanos fue abusado sexualmente por su padre entre 2010 y 2016”.

Según trascendió, “todo se dio en el marco de amenazas de muerte por parte del colectivero a sus tres hijos, para que no contaran nada de lo sucedido, al mismo tiempo que, durante todos esos años, la madre de los chicos era víctima de distintos episodios de violencia de género, que no fueron denunciados”.

Fue un primo de los tres hermanos, quien tiempo después de ocurrido los hechos, denunció la situación y esto derivó en la detención del colectivero, en 2016 y el inicio del proceso en su contra. En los alegatos, la fiscal Marcela Dimundo pidió que se condenara al hombre por “abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante”, en perjuicio de dos de sus hijos, y por “abuso sexual gravemente ultrajante” por el caso del restante.

Los jurados avalaron por unanimidad la primera acusación mientras que por mayoría respaldaron la segunda. De esta manera, el colectivero fue hallado culpable por ambos delitos.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados