El Ministerio de Justicia bonaerense indicó que un dos por ciento de los presos está en condiciones de abandonar los presidios. Y habló de superpoblación. Desde la oposición surgieron fuertes cuestionamientos.

La posible excarcelación de presos en la provincia de Buenos Aires generó polémica con la oposición, luego de que el gobierno de María Eugenia Vidal informara a la Justicia que el dos por ciento de la población carcelaria está en condiciones de abandonar los establecimientos, en un contexto de superpoblación.

El Ministerio de Justicia bonaerense, que conduce Gustavo Ferrari, elevó un informe a la Justicia en el que indicó que el dos por ciento de los presos cumple con las condiciones para recibir el beneficio de la prisión domiciliaria, en tanto que hay unos 300 extranjeros listos para ser deportados.

Entre los que entran en la primera categoría hay mujeres embarazadas, madres con hijos menores a 4 años, enfermos terminales y mayores de 70 años, quienes podrían seguir sus condenas bajo la modalidad de prisión domiciliaria, según lo establece el artículo 10 del Código Penal de la Nación.

Según señalaron fuentes del Ministerio de Justicia, la cartera no hizo ninguna recomendación sobre liberar presos, sino que sólo respondió los requerimientos de información que hizo la Justicia, que analiza la situación de superpoblación en las cárceles.

De ninguna manera el Gobierno provincial recomienda enviar presos a prisión domiciliaria. Sólo le hemos informado a la Justicia, a su pedido y requerimiento, en el marco de cantidades de habeas corpus y de comisiones que arman los jueces sobre sobrepoblación. La Justicia es la que determina luego qué hace con esos presos”, indicaron las fuentes consultadas.

Al respecto, legisladores del Frente Renovador expresaron su disconformidad con las posibles excarcelaciones y consideraron que “el que se tiene que ir a la casa es el ministro Ferrari, no los presos”.

El vicepresidente segundo de la Cámara de Diputados bonaerense, Ramiro Gutiérrez, expresó: “En Nación intentaron una liberación masiva de presos, con represores incluidos y pudimos frenarla, porque el camino es prevenir el delito y construir las cárceles que faltan”.

“En el Frente Renovador creemos que soltar delincuentes en masa no debería ser una opción para un gobierno que dice creer en la Justicia. En la semana presentaremos nuestro modelo de cárcel integrada y le pediremos al Gobierno que las construya en forma urgente para que vendedores de droga, violadores y ladrones con armas sepan cómo es la cárcel que los está esperando”, afirmó.

Por su parte, el diputado Jorge D’Onofrio recordó que “en años anteriores era una práctica habitual de fin de año, liberar presos y de esa manera evitaban motines, pero son parches nocivos para la sociedad”.

“Ante la superpoblación de las Unidades Penitenciarias y de las comisarías repletas de detenidos en condiciones ilegales, al ministro Ferrari y a (María Eugenia) Vidal no se les ocurrió mejor idea que la de recomendar liberar 1500 presos en el próximo mes de diciembre. O carecen de creatividad, o tienen miedo de que se vea su pésima política en materia de reinserción social de los presos”, resaltó el legislador.i

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados