La revelación de una mujer -que se presentó ante la policía para inculpar a su familiar directo- derivó en la detención de un sospechoso y la aprehensión de otro. Los resultados de los cotejos de ADN estarán en veinte días

La investigación por el crimen de un niño de cuatro años y la violación de su madre en la localidad santacruceña de Puerto Deseado derivó anoche en la detención de un sujeto y la aprehensión de otro, tras allanamientos y nuevas pruebas incorporadas al expediente. Las novedades fueron confirmadas por el juez del caso, y ocurrieron luego de que se presentara en sede policial la hermana de un sospechoso, para contar que su familiar le había confesado que participó del aberrante hecho.

El juez de instrucción de Puerto Deseado a cargo de la pesquisa, Oldemar Villa, había asegurado en la tarde dque los demorados fueron cuatro, pero que ninguno de ellos se encontraba formalmente detenido. Sin embargo al final de la jornada salió a brindar detalles "nuevos", expresando que se había generado la detención de un sospechoso y que se había demorado a un segundo hombre.

El magistrado había explicado que se intentó realizar una rueda de reconocimiento, pero finalmente esa medida no se pudo realizar porque la mujer violada sufrió una descompensación y debió ser trasladada nuevamente a un centro asistencial.

"Está muy shockeada pero es una persona con una entereza increíble", destacó el juez Villa, tras lo cual confirmó que los resultados de ADN estarán entre 15 y 20 días.

Según trascendió, los dos implicados sobre los cuales pesan las principales sospechas son dos jóvenes, uno de ellos menor de edad, que fueron detenidos en el barrio La Favela, de Puerto Deseado.

Al momento de ser apresados, los policías que participaron de los allanamientos secuestraron ropa y zapatillas con manchas que podrían ser de sangre.

"Además, uno de los apresados tenía un corte en el cuerpo que podría ser consecuencia de la defensa de la mujer violada", se aseguró.

Las sospechas sobre ellos eran muy importantes y se dispuso una fuerte medida de vigilancia en sus domicilios para evitar que pudieran fugarse y durante la mañana se los volvió a convocar a la sede policial para participar de la rueda de reconocimiento.

Según los investigadores, la jornada tuvo un momento realmente inesperado, ya que se presentó una hermana de uno de los sospechosos y contó ante los investigadores que su familiar le había confesado que había participado con su amigo del ataque en la playa de Cavendish. "Este testimonio, muy fuerte, se suma a ciertas evidencias. Estamos trabajando muchísimo", dijo un investigador.

"Gracias a Dios toda la provincia está colaborando, la Regional de Caleta Olivia, la DDI, el gobierno provincial, el Superior Tribunal, estoy contando con mucho más personal con el que cuento habitualmente", sostuvo el juez Villa, quien anoche salió de su despachó a brindar datos sobre la detención y la aprehensión de dos sujetos.

Por otra parte, familiares de las víctimas llegaron a Puerto Deseado en horas de la madrugada acompañados por funcionarios municipales de Salta para brindar la ayuda necesaria de contención a la víctima.

La justicia ordenó que sea Gendarmería Nacional la que mantenga una custodia tanto de la mujer como a la familia durante el proceso judicial.

Al mediodía algunos vecinos se acercaron al hospital para dejar "flores y velas" en recuerdo del niño asesinado y darle apoyo a su madre.

El director del Hospital Zonal de Puerto Deseado, donde permanecía internada la mujer, afirmó que la paciente "esta fuera de peligro", pero con secuelas psicológicas que prolongarán su estadía en el centro de salud.

"Fue víctima de una agresión sexual", aseguró Gustavo Morín, y dijo que evoluciona de las lesiones que sufrió durante el ataque, aunque a nivel psicológico continúa "conmocionada" por lo que le pasó.

El hecho ocurrió la tarde del jueves cuando la mujer y su hijo, que viven en Salta y estaban de visita en la ciudad santacruceña, caminaban por la playa Cavendish, ubicada a poco más de un kilómetro del centro de la localidad balnearia de Puerto Deseado.

De acuerdo a los datos que pudo aportar la víctima a la policía, en ese momento ambos fueron sorprendidos por dos hombres que los amenazaron, la obligaron a caminar hasta una cueva, ya que el lugar está rodeado de acantilados, y luego la atacaron con el objetivo de abusar sexualmente de ella.

Según lo que relató, en medio del ataque sexual y mientras uno de los agresores amenazaba a su hijo con un cuchillo, la mujer se desvaneció, por lo que los delincuentes, al creerla muerta, se llevaron al chico, a quien finalmente asesinaron a golpes y dejaron abandonado su cadáver en la misma zona, a pocos metros de donde se hallaba su madre.

Una testigo relató que minutos más tarde auxilió a la mujer porque apareció descalza y totalmente ensangrentada cuando se hallaba paseando por el autódromo de la zona. Finalmente, la mujer fue trasladada al hospital en estado de shock, donde permanece internada fuera de peligro.

El cuerpo de su hijo, en tanto, fue llevado a la morgue judicial de Puerto Deseado donde fue sometido a la autopsia que determinó que falleció como consecuencia de "múltiples traumatismos" en el cráneo provocados por un objeto contundente. Por el brutal episodio, vecinos y vecinas de la zona realizaron una marcha a la comisaría y al juzgado de la localidad.

ADEMÁS:

Puerto Deseado: la víctima se descompensó antes de reconocer a dos sospechosos

A 8 años de la Tragedia de Once, familiares de victimas realizaron un homenaje

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados