A través de sus abogados las hijas de Maradona se oponen a llevar adelante el juicio sin la consideración de aspectos previos.

Atentas a las instancias judiciales respecto de la causa por la muerte de Diego Armando Maradona, las hijas del ídolo, Dalma y Gianinna, solicitaron que la investigación no quede solamente circunscripta a las responsabilidades médicas sino que se profundice sobre las circunstancias que derivaron en su pérdida para saber si hubo alguna razón por la cual su papá "debía morir" y que, por lo tanto, se cite a declarar como testigos a cinco miembros del "entorno", entre ellos, el exapoderado Matías Morla.

Fuentes judiciales informaron este miércoles que todos estos pedidos fueron expuestos en un escrito presentado en la Fiscalía General de San Isidro por los abogados Federico Guntin y Marcelo Sverdlik Warschavsky, quienes representan en la causa a las hijas del "10" como particulares damnificadas.

"Una vez más, nos preguntamos no por qué Diego Armando Maradona murió sino por qué debía morir", afirman los abogados de las hijas mayores del excapitán de la Selección Argentina.

"Luce por un lado el óbito como hecho médico, y, en una dimensión superadora, el homicidio del Sr. Maradona", señalaron los abogados quienes además se preguntaron en el escrito: "¿Ha sido la mala atención médica, el seguimiento del paciente, un control externo, etc, la causa exclusiva de la muerte, o en su defecto se ha producido en calidad de última y fatal consecuencia?".

Tales interrogantes se ampliaron a lo largo del texto. "¿Median elementos superadores al propio hecho médico, en la muerte de quien en vida fuera Diego Maradona? ¿Si como tal los hubiere, cuáles fueron los mismos?, ¿quién los ha propiciado?, ¿qué grado de responsabilidad criminal media en los mismos?", indican.

Para la querella, de las testimoniales y las indagatorias surge que, "dentro de la expresión poco afortunada de entorno, se ubican un cúmulo de personajes con un manejo absolutamente discrecional de la vida del occiso, como así también de sus vinculaciones, afectos, adicciones, su patrimonio, su aislamiento, su supresión de voluntad, y hasta su sometimiento a servidumbre", reveló el escrito con contundencia.

Guntin y Sverdlik Warschavsky le atribuyen a esas personas, entre otras cuestiones, "el suministro de estupefacientes, alcohol" y el doblado de "las firmas del malogrado Maradona".

ADEMÁS: Declaró Rocío Oliva y negó que "Charly" Ibáñez sea su primo

"En resumen, solicitamos que se siga investigando (ya que hacia mediados de octubre de 2021 se estaría cumpliendo el plazo para elevar la causa a juicio) porque entendemos que no estaría agotada la investigación penal preparatoria", afirman.

Por ello, le dicen a los tres fiscales de San Isidro a cargo de la causa, Patricio Ferrari, Cosme Iribarren y Laura Capra, que se oponen a la "elevación a juicio" de la causa como está hasta el momento, que "se amplíe la investigación".

Además, solicitan "como medidas de prueba" que se cite a declarar a Morla, a su cuñado Christian Maximiliano Pomargo, quien era secretario personal de Maradona y convivía con él; al sobrino del exfutbolista Jonathan Esposito, quien también vivía en la casa de Tigre; a la contadora Andrea Verónica Trimarchi; y a la escribana Sandra Verónica Iampolsky.

Ninguna de estas cinco personas aún fue citada a declarar en el expediente ni en calidad de testigos por los fiscales que, según anticiparonfuentes judiciales, entre mañana y el viernes, podrían contestar el escrito de los abogados de las hijas del exjugador de Argentinos Juniors, Boca, Barcelona, Nápoli y Sevilla.

Maradona, la mayor figura de la historia del fútbol mundial, murió a los 60 años el 25 de noviembre de 2020 al mediodía, en una casa del barrio privado San Andrés, de Tigre, donde transitaba la internación domiciliaria que está bajo investigación penal en la justicia de San Isidro.

La autopsia determinó que murió como consecuencia de un "edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada" y descubrieron en su corazón una "miocardiopatía dilatada". Tras las conclusiones de una junta médica, siete profesionales de la salud fueron imputados por "homicidio simple con dolo eventual", figura penal que prevé de 8 a 25 años de prisión y que fue elegida por los fiscales tras una investigación en la que concluyeron que el equipo médico de Maradona fue "deficiente", "temerario" e "indiferente", y que sabía que el "10" podía morirse y no hizo nada para evitarlo.

Los imputados son el neurocirujano y médico de cabecera del exfutbolista, Leopoldo Luque (39); la psiquiatra Agustina Cosachov (36); el psicólogo Carlos Ángel "Charly" Díaz (29); los enfermeros Ricardo Omar Almirón (38) y Dahiana Gisela Madrid (36); su coordinador, Mariano Ariel Perroni (40); y la médica coordinadora de la empresa Swiss Medical Nancy Forlini (52).

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados