"El responsable de este asesinato sigue libre como si nada hubiera pasado", dicen los familiares del chico de 17 años, quien murió tras ser embestido en Monte Grande por un patrullero que iba sin balizas y a gran velocidad

En las primeras horas de la mañana del 3 de mayo de 2015, en la esquina de Nuestras Malvinas y avenida Nicolás Bruzzone de la localidad de Monte Grande, la moto en la que se desplazaba Facundo Gonzalo Danese, un chico de 17 años y futbolista del Club Atlético Lugano, fue chocada por un patrullero que circulaba a gran velocidad, sin balizas y violando un semáforo en rojo. El móvil policial era conducido por el oficial Daniel Uriarte, quien a cuatro años de haber protagonizado ese trágico siniestro vial continúa prestando funciones en la fuerza, ya que no se adoptó ninguna medida y el debate por el caso recién podría concretarse, una vez que la Justicia de Garantías de Lomas de Zamora avale el pedido de elevación a juicio de la Unidad Funcional de Instrucción Descentralizada de Esteban Echeverría.

“Todavía seguimos esperando que se haga justicia, ha pasado el tiempo y todo se demora. A Facu lo atropellaron, salió despedido de la moto y cayó a unos 25 metros, sufrió heridas que le causaron la muerte en el acto y el responsable de este verdadero asesinato sigue libre como se nada hubiera pasado, siendo policía al igual que ese día y nadie hizo nada”, sostiene Roxana Buezas, madre de la víctima, al cumplirse el cuarto aniversario del fallecimiento de su hijo.

El expediente, caratulado como “homicidio culposo” y que tiene como imputado al inspector Uriarte (hoy destinado en una seccional del partido de Cañuelas), no ha modificado su calificación delictiva, tal como pretende la familia Danese, quien ha efectuado distintas presentaciones, a través de su abogada Lia Barros. En el pasado mes de febrero se dio por cerrada la instrucción, pero aún no se ha fijado la ficha para la realización del debate, aunque la defensa del acusado rechazó la posibilidad de declararse culpable en un juicio abreviado, donde iba a recibir una condena menor y en suspenso.

ADEMÁS:

Procesaron por asociación ilícita a los iraníes que ingresaron con identidad falsa

Ritondo participó de un taller de prevención de delitos para adultos mayores en La Matanza

“La causa ya está en los Tribunales de Lomas de Zamora, ya que en la Fiscalía de Esteban Echeverría, después de tanto tiempo, nos dijeron que ya está todo para que se haga el juicio. Ahora, hay una etapa en la que se pueden solicitar otras pericias o complementar las que se hicieron hasta acá y eso puede representar otra demora. Hubo muchas cosas raras, como que nunca aparecieron las imágenes de las cámaras de seguridad, que no se tuvieran muy en cuenta las declaraciones de los testigos y que Uriarte nunca tuviera ni siquiera una mínima sanción”, manifestó Nicolás Danese, uno de los hermanos de Facundo.

Este episodio que derivó en la muerte del pibe que estaba a punto de cumplir los 18 años y se destacaba en las inferiores de Lugano (sus compañeros del Naranja de Tapiales siempre acompañaron la demanda de justicia de la familia) tiene detrás una historia más que dolorosa. Otro de los hermanos de la víctima, Jorge Daniel también es efectivo de la Policía Bonaerense y era compañero en la comisaría de Monte Grande del oficial que conducía ese móvil 19.719 que desató la tragedia, un patrullero al que había conducido unas horas antes y hasta por las mismas calles.

“Mi otro hijo dejó el patrullero, que luego utilizó Daniel Uriarte, un inspector con más de diez años de actividad. Ese día, el asesino iba junto a una mujer policía, que era además su esposa y madre de los hijos. Cruzó el semáforo en rojo y manejaba a una velocidad tremenda. Ni siquiera tenía prendidas las balizas, para anunciar que iba en una emergencia. Nunca dio explicaciones y siguió trabajando”, recordó la mamá de Facundo Danese, quien ha pedido, en varias oportunidades que “la gobernadora María Eugenia Vidal o el ministro de Seguridad Cristian Ritondo nos escuchen, pero no obtuvimos respuestas. Tampoco de los funcionarios de la división Asuntos Internos”.

Facu volvía a casa en su moto, esa noche salido a pasar un rato junto a primos y amigos. No era de salir, siempre estaba pensando en su objetivo que era triunfar en el fútbol, llegar a la Primera de Lugano. Se cuidaba mucho con el físico, pero ese fin de semana largo anduvo en la moto, como una travesura, porque le habíamos prohibido usarla, porque es muy peligroso por los accidentes. Pero esto no fue un choque, fue un asesinato”, concluyó.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados