El dato surge del informe anual de la Comisión Provincial de la Memoria, que también refleja la crítica situación que se vive en las cárceles, con superpoblación y malas condiciones de salud de los internos.

Los hechos de violencia institucional en el territorio bonaerense se duplicaron durante el 2017 y se registraron 121 muertos por el “uso letal de la fuerza”, en el que el 73 por ciento de los casos fueron protagonizados por efectivos policiales que estaban franco de servicio, revela el informe anual de la Comisión Provincial de la Memoria (CPM), en el que también se da cuenta de datos sobre la crítica situación en las cárceles, a partir de la superpoblación, las condiciones de salud de los internos (con un significativo aumento de los diagnósticos de tuberculosis), los que son alojados en comisarías y que más de la mitad de los detenidos se encuentran con prisión preventiva y sin condena firme.

Al mismo tiempo, se destaca el incremento de las aprehensiones en flagrancia, como un indicio del aumento del punitivismo y la resolución de las causas por juicios abreviados, que repercute en que tres cuartas partes de las sentencias sean el resultado de estos cuestionados procedimientos judiciales. También denuncia que en la provincia de Buenos Aires, de los 1.424 chicos que están imputados en el Fuero de Responsabilidad Penal Juvenil, hay un 5,3 por ciento de los encerrados en institutos de menores que tienen entre 13 y 15 años, pese a que por su edad son inimputables.

Según el Informe Anual de la CPM, denominado “El sistema de la crueldad sobre lugares de encierro, políticas de seguridad y niñez”, durante el 2017 “se duplicaron las denuncias por violencia policial, ya que se recepcionaron unos 300 casos, entre denuncias por uso letal de la fuerza, violencia ejercida durante la detención o mientras la persona está alojada en comisarías, causas armadas o fraguadas, entre otras situaciones”. Al respecto, el documento puntualiza que “hubo 121 muertes por uso letal de la fuerza, un 11 por ciento más que el 2016 y casi el 80 por ciento de las víctimas tenían menos de 30 años y en el 73 por cientos de los casos, el policía que mató sin uniforme y franco fuera de servicio”

Por otra parte, consignan que “el sistema penal concentra su accionar principal en varones jóvenes del Conurbano bonaerense, con arbitrariedad para detener, automaticidad para convalidar y velocidad para condenar, como tres prácticas combinadas del Poder Judicial y la Policía, que han llevado a este récord de la tasa de encarcelamiento”. Y en tal sentido, precisa que “las detenciones por flagrancia aumentaron un 30 por ciento en los últimos cinco años y en ese mismo período, el juicio abreviado creció un 42 por ciento y representa el 73 por ciento de las sentencias dictadas”.

LEA MÁS:

Además, se señala el “récord histórico de detenidos”, ya que, a diciembre de 2017, había 43.094 personas en cárceles, alcaidías, comisarías y bajo arresto o prisión domiciliaria, que representa una tasa de encarcelamiento de 253 detenidos cada 100.000 habitantes. “La tasa de detención en la última década creció 78 puntos, 37 (casi la mitad) corresponden solamente al periodo 2016-2017. A junio de 2018 el número de detenidos supera los 45.000”. Esto deriva en la “sobrepoblación” de los espacios de encierro y en consecuencia, “en las 50 cárceles y 12 alcaidías del Servicio Penitenciario Bonaerense, de acuerdo al último registro, había 38.320 detenidos que se alojaban en 20.071 plazas, es decir, casi la mitad no tiene espacio para dormir. Esto representa una superpoblación del 91 por ciento, unos 20 puntos más que en 2016”. Mientras que en las 297 seccionales policiales, inhabilitadas para alojar personas, 109 seguían siendo utilizadas y 1.269 personas se encontraban detenidas en calabozos.

Una de las consecuencias directas reside en “la desatención de la salud en el ámbito penitenciario”, con muchas muertes por causas no atendidas y el incremento de afecciones, tales como la tuberculosis, “ya que de 187 casos de esta enfermedad en 2016 se pasó a 436 en 2017”.

Sobre la situación de las “mujeres en el encierro”, desde la CPM se señala que “entre 2002 y 2017, la cantidad de detenidas creció un 197,6 por ciento en Buenos Aires. En 2017, había 1.346 mujeres detenidas en cárceles bonaerenses, que representan el 4,3 por ciento del total de los presos. Y esto reproduce desigualdades de género, ya que 6 de cada 10 están privadas de la libertad sin haber sido condenadas, un 10 por ciento más que los varones detenidos con prisión preventiva”

Finalmente, el informe tiene un apartado sobre “Niñez en Peligro”, donde se hace hincapié en que “a doce años de la sanción de la Ley 13.298, su aplicación efectiva en la Provincia es una deuda de todos los gobiernos”.i

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados