En 1988, cuatro día después del crimen perpetrado por Carlos Monzón, la escritora habló con DIARIO POPULAR. Fue una de las primeras que aprovechó el hecho para poner de relieve la violencia de género, en un momento donde todavía no existía la figura del femicidio. "Es el símbolo de la brutalidad del trato masculino", dijo sobre el ex campeón del mundo

El 18 de febrero de 1988, cuatro días después del femicidio de Alicia Muñiz, la dirigente María del Carmen Brion habló con DIARIO POPULAR y dio su postura sobre las causas que llevaron al desenlance fatal de la modelo.

Brion, reconocida militante feminista de la década del '80, fue una de las primeras voces que habló de las deficiencias de la justicia en torno a actos de violencia de género.

La transcripción completa de la nota:

"Alicia Muñiz es el trágico símbolo del calvario que sufren miles de mujeres por el trato brutal de sus compañeros", señaló María del Carmen Brion, dirigente del Movimiento Feminista Argentino durante una entrevista que mantuvo con un periodista de DIARIO POPULAR.

"Esta tragedia –agregó- tiene que servirnos a todas las mujeres para no pensar más en mecanismos de protección o de ocultamiento de la agresión, porque esto a lo único que conduce es a calvarios terribles, muchos de los cuales no toman estado público porque las protagonistas son ciudadanas rasas cuyos casos no llegan a las primeras planas de los diarios".

Tras calificar a Carlos Monzón como "un símbolo de la brutalidad generalizada del trato masculino", María del Carmen Brion destacó que "desgraciadamente, según los abogados de su familia, Alicia Muñiz en ciertas ocasiones no quiso hacer las denuncias de todos estos años de persecución y violencia ejercida por Carlos monzón, porque quería proteger a su hijo Maximiliano y preservar la imagen de ídolo de sus compañero. Todas las mujeres debemos comprender lo errado de la actitud de Alicia, porque hoy, su hijo es huérfano y ella perdió la vida".

"La sociedad en su conjunto –prosiguió- justifica la violencia masculina, situación que se torna particularmente grave de parte de la institución policial, que en forma generalizada se niega a tomar las denuncias que realizan las mujeres golpeadas", dijo. Además, agregó: "Esto lo vemos diariamente en las comisarías, donde los policías se ponen en componedores de parejas. Es entonces cuando la mujer que tuvo que juntar una cantidad enorme de coraje para radicar la denuncia exponiéndose a que al regresar a su casa, el compañero la muela a palos, baja los brazos porque se encuentra con una actitud totalmente negativa de la policía. El golpeador es violento, es un impune perpetuo"

LEA MÁS:

En ese sentido, María del Carmen Brion explicó que "Es necesario que las mujeres miremos a Alicia Muñiz y comprendamos que todo su accionar respecto de la protección de su hijo y compañero fue equivocado. Su hijo –reiteró- es huérfano y ella está muerta. Es irracional pedirle a las mujeres que hgan las denuncias ante policías indolentes que se meten a componedores de parejas y se olvidan que la misión de ellos tomar la denuncia, tal como la persona lo pide. Los policías olvidan, también que en caso de que las denunciantes presentes deben llamar al médico con total celeridad, cosa que no ocurren en la mayor parte de los casos porque las lesiones con el paso del tiempo van mejorando. Además, los policías tienen la obligación de pasar las actuaciones al juez de turno."

Prosiguiendo con su apreciación respecto a de los castigos que sufren las mujeres de parte de sus compañeros, la dirigente feminista destacó que "la justicia también es indolente y le cabe gran responsabilidad en estas situaciones. Las mujeres concurren a las citaciones de los jueces con el informe de los médicos legistas, con las lesiones comprobadas y los jueces responden que las lesiones existen, pero que su compañero niega haberlas hecho. Como en los delitos privados no existen pruebas testimoniales, se trata en definitiva de la palabra de uno contra el otro. En definitiva, se prueban las lesiones pero no quien las hizo.

Sin ocultar su desagrado con este tipo de procedimientos judiciales, María del Camren Brion señaló que "tenemos que terminar con el lugar común de que la Justicia es lenta. Esto es inadmisible porque a justicia lenta "muerte rápida"

"En el mes de octubre de 1987, Alicia Muñiz había radicado una denuncia en la comisaría 39° de Villa Urquiza. Y un mes más tarde se abrió una causa en la justicia por "Amenaza de muerte, golpes y violación de domicilio". Si la Justicia hubiera dado a ese tema la celeridad que merecía hoy Alicia Muñiz estaría viva. Por eso, insisto que en que resulta indispensable acelerar los cambios en nuestra organización procesal. El sistema de pruebas legales debe ser cambiado por el del "intimo conocimiento del juez, que tiene vigencia en el derecho sajón. Otra medida indispensable –reclamó- es la oralidad de los juicios y el juicio por juicio de jurados que está previsto en la Constitución Nacional.

Consultada al respecto de las presuntas aseveraciones de Monzón ante el juez García Collin, en sentido de que había castigado a todas sus mujeres "menos a una", María del Carmen Brion señaló que "no entiendo las justificaciones de Monzón, y tampoco, me interesan porque Monzón es un símbolo de la brutalidad generalizada del trato masculino".

Relacionando el carácter de "ídolo popular" del ex boxeador con la repercusión alcanzada por el hecho, la dirigente feminista trajo a relación una serie de estudios realizados en Estados Unidos, "donde –confió- se comprobó que las citaciones policiales enviadas a los lugares de trabajo y no a los domicilios de los hombres golpeadores dieron como resultado una disminución en los casos de mujeres castigadas. Esto demuestra la importancia de los costos sociales, porque a los hombres le jode que en su trabajo se enteren de lo que hacen. Es indispensable quitarle a este delito de violencia doméstica el ámbito de privacidad que los protege. El envío de citaciones a los lugares es algo absolutamente simple de implementar, y a ojos de vista bastante efectivo porque al golpeador se le saca la careta".

Finalmente, luego de reclamar "a los hombres que recapaciten sobre la inmensa cobardía que implica usar la fuerza física, característica de su biología para agredir a mujeres y niños", María del Carmen Brion destacó que "el castigo abarca a todos los sectores sociales, hombres de todos los niveles sociales y educacionales golpean a las mujeres. Lo hace el villero, lo hace el empleado y lo hace el señor prospero , porque en todos ellos hay algo en común".

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 5346756 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados