La chica no presentaba lesiones por disparos, por lo que según los resultados de la reautopsia, su muerte se produjo por el choque

Luego de practicarse una nueva autopsia al cuerpo de Camila López, una de las cuatro jóvenes que fallecieron tras la persecución policial a los tiros y posterior choque en la localidad de San Miguel del Monte, los resultados arrojaron que la chica no presentaba heridas de bala.

De esta manera, el estudio que fue realizado en la morgue de Lomas de Zamora, precisó que la víctima, de 13 años, murió como consecuencia del impacto del accidente y no producto de un disparo, de acuerdo con lo que informaron fuentes judiciales.

La autopsia había sido realizada de nuevo por temor a que los anteriores peritajes pudieran presentar anomalías, dado que fueron realizados por médicos de la Policía Bonaerense.

Esa Fuerza, precisamente, es la que está bajo sospecha por la participación de al menos una docena de efectivos en los hechos que derivaron en la muerte de cuatro adolescentes y la posterior cadena de encubrimientos.

El cadáver de Camila López fue exhumado del cementerio de San Miguel del Monte y llegó pasadas las 11:00 a la morgue judicial que funciona en los tribunales de Banfield, en el cruce de Larroque y Camino Negro. El traslado se concretó en una ambulancia a cargo de la División Criminalística de Gendarmería Nacional.

ADEMÁS:

Lucas Richmond: "Se está destapando algo que es muy grave"

La reautopsia fue ordenada por la jueza de Garantías de La Plata, Marcela Garmendia, y en representación de la familia de Camila participó como perito de parte la especialista Virginia Creimer, quien intervino en otras causas resonantes como el Triple Crimen de General Rodríguez. Según trascendió, el cuerpo fue sometido a una detenida inspección con Rayos X.

La abogada Margarita Jarque, que representa a la familia de la adolescente, había anticipado que el objetivo de la reautopsia era “determinar si Camila presentaba una herida de bala producida por los efectivos que participaron de la persecución”.

Las sospechas se originaban en que el cuerpo de Gonzalo Domínguez, de 14 años, uno de los chicos que viajaba con Camila en el auto que fue baleado por efectivos policiales, presentaba un disparo en un glúteo, tal como lo demostró una pericia realizada por la Gendarmería Nacional.

Esa certeza derrumbó la versión policial que en principio negaba el uso de armas en la persecución que llevó al Fiat 147 en que viajaban los jóvenes a chocar contra un camión sobre la ruta 3, con el trágico saldo de cuatro muertos y una herida grave.

Camila viajaba sentada en el medio del asiento trasero del auto, justamente a la izquierda de Gonzalo. En el rodado también iba el conductor Carlos Suárez, de 22 años; Danilo Sansone, de 13, ambos fallecidos, y Rocío, de 13, internada en grave estado en el hospital El Cruce, de Florencio Varela.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados