La autopsia reveló que Benjamín Amaya tenía heridas en sus manos y en su rostro. Se fortalece la hipótesis de que conocía a su asesino. Descartan un vínculo familiar y les apuntan a vecinos

El pequeño Benjamín Amaya se defendió de su asesino -al que se presume que conocía- para evitar ser violado, antes de ser colgado con un cable de un puente de la localidad de Las Talitas, de acuerdo a la principal hipótesis que manejan los investigadores. Por el caso aún no hay detenidos, al margen de ciertas sospechas sobre algunos habitantes del barrio de ese pueblo, ubicado en las afueras de la ciudad de San Miguel de Tucumán.

Tras confirmarse mediante la autopsia que el niño de 4 años presentaba heridas de defensa en las manos y en el rostro, esto refuerza la pista de un crimen cometido en el marco de un ataque sexual, que no se consumó, de acuerdo a las conclusiones forenses.

"Esas heridas se denominan defensivas, es decir, que se producen cuando una persona se resiste a ser atacada, por lo que las pesquisas manejan la hipótesis que al niño lo mataron porque impidió la vejación y porque conocía al atacante", se explicó un vocero ligado a la causa.

Si bien Ulises Benjamín Amaya "no fue violado", se esperan otros informes para determinar "si hubo algún tipo de abuso", precisó uno de los investigadores, quien confirmó -en base al informe de autopsia- que la víctima "estaba viva cuando fue colgada del puente y su muerte se produjo por asfixia".

Desde la Fiscalía de Homicidios de Tucumán, a cargo de Alejandro López Isla, se solicitó la colaboración de la comunidad para esclarecer el hecho y que los vecinos que tengan algo para aportar se acerquen a los Tribunales.

"Nos gustaría que la población pueda colaborar brindando información porque es un caso absolutamente complicado, que se da en el medio de un monte, donde es difícil recabar datos. Si alguien sabe algo o escuchó que se acerque", se indicó.

ADEMÁS:

La defensa de El Pepo confía en pericias "óptimas"

Asesinaron de un tiro a un empresario mientras estaba en la cama

Con los resultados de la autopsia, efectivos de la División Homicidios de la Policía tucumana y del Equipo Científico de Investigación Fiscal, recorrieron nuevamente la zona cercana a la escena del crimen, en el barrio El Colmenar de Las Talitas, a 500 metros de la casa donde vivía el niño.

"Se buscó obtener elementos para identificar a la persona que se cree llevó a engañado a Benja al lugar del crimen y que se cree que era un conocido, motivo por el cual no despertó sospechas. Los familiares coincidieron que el niño no salía nunca solo de su casa y que era muy sobreprotegido", aportaron los investigadores del caso.

En tal sentido, manifestaron: "Está prácticamente descartado que el agresor sea un familiar directo, ya que todos estaban en la vivienda cuando el niño desapareció o se encontraban con otras personas que ratificaron dónde estaban. Por ese motivo, la búsqueda abarca al ámbito vecinal, donde se intenta determinar con quiénes el pequeño tenía una relación de confianza".

Cabe recordar que Benjamín Amaya desapareció en horas de la tarde del pasado jueves, cuando estaba al cuidado de su abuela. Al no encontrarlo, la mujer comenzó a recorrer el barrio y preguntar por él a los vecinos, aunque con el paso del tiempo y sin tener noticias, radicó una denuncia policial.

De inmediato, se inicio la búsqueda, a la que se sumaron los tíos y los vecinos y de la cual también participó su abuelo, cuando regresó de realizar unos trámites y se enteró de la desaparición. El hombre contó que cuando llegó a la zona del puente le entregaron a su nieto, al que acababan de descolgar, y que lo trasladaron de inmediato a un centro de salud, pero ya estaba muerto.

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados