El trágico hecho ocurrió en el local de Mostaza de Avenida General Paz 123 de la capital cordobesa. Los paramédicos no pudieron reanimarla.

Una mujer de 25 años, que estaba almorzando este lunes en un local de comidas rápidas de la cadena Mostaza en el centro de la ciudad de Córdoba, se atragantó con una hamburguesa y murió delante de su madre.

Según informó ElDoce TV, la joven estaba en el local de la mencionada empresa gastronómica, ubicado sobre Avenida General Paz 123. Alrededor de las 13,00, tras ingerir un bocado del sandwich, la víctima se atragantó y comenzó a faltarle el aire.

Embed

“Se le obstruyeron las vías respiratorias y cayó al suelo”, señaló la policía. La mamá de la víctima empezó a gritar para pedir ayuda y los demás clientes alertaron a los supervisores del local, quienes llamaron al 911.

Según relataron testigos del hecho, en ese momento los agentes despejaron el comercio y los paramédicos del 107 intentaron reanimarla, haciéndole maniobras de Heimlich (compresiones abdominales). Sin embargo, no lograron salvarle la vida y la chica falleció en el lugar.

Video gentileza de Cocineros Argentinos - TV Pública

Embed

Como actuar ante una urgencia por atragantamiento

El atragantamiento ocurre cuando un objeto se aloja en la garganta o la tráquea y bloquea el flujo de aire. En los adultos, un trozo de comida suele ser el culpable. Los niños pequeños a menudo se atragantan con objetos pequeños. El atragantamiento pone en riesgo la vida. Corta la oxigenación del cerebro.

Por eso deben brindarse los primeros auxilios lo más rápido posible a quien se esté atragantando.

Signos de atragantamiento:

  • Una o ambas manos apretadas a la garganta
  • Expresión de pánico, conmoción o confusión
  • Incapacidad de hablar
  • Respiración forzada o ruidosa
  • Sonidos chirriantes al intentar respirar
  • Tos, que puede ser débil o fuerte
  • Piel, labios y uñas que cambian de color y se ponen azules o grises
  • Pérdida del conocimiento

Si una persona que se está atragantando puede toser con fuerza. Se debe dejar que siga tosiendo.

Toser puede expulsar de forma natural el objeto atascado.

Si la persona no puede toser, hablar, llorar ni reír con fuerza, brinda primeros auxilios.

La Cruz Roja recomienda los siguientes pasos:

  • Cinco golpes en la espalda. Póngase de pie al costado y justo detrás del adulto que se esté atragantando. En el caso de un niño, arrodillese detrás. Abrace a la persona a la altura del pecho para soportar el peso de su cuerpo. Doble a la persona por la cintura de modo que mire el suelo. Dele cinco golpes separados entre los omóplatos con la palma de tu mano.
  • Cinco compresiones abdominales. Si los golpes en la espalda no expulsan el objeto atascado, hágale 5 compresiones abdominales, también conocidas como maniobra de Heimlich.
  • Alterne entre cinco golpes y cinco compresiones hasta que se desaloje la obstrucción.

Algunas fuentes solo enseñan la compresión abdominal. Si no has aprendido la técnica de dar golpes en la espalda, no la hagas.. Ambos métodos son aceptables para adultos y para niños mayores de 1 año.

Cómo dar compresiones abdominales a otra persona:

  • Pongase de pie detrás de la persona. En el caso de un niño, arrodíllate detrás. Coloque un pie ligeramente delante del otro para mantener el equilibrio. Envuelva sus brazos alrededor de su cintura. Incline a la persona ligeramente hacia adelante.
  • Haga un puño con una mano. Colóquelo ligeramente por encima del ombligo de la persona.
  • Agarre el puño con la otra mano. Presiona el estómago con un empujón rápido hacia arriba, como si intentaras levantar a la persona. Si se trata de un niño, aplica presión leve pero firme para evitar dañar los órganos internos.
  • Realice cinco compresiones abdominales. Verifique si se eliminó la obstrucción. Repita este procedimiento la cantidad de veces que necesite.

Si es la única persona que hace el rescate, primero de los golpes en la espalda y haga las compresiones abdominales. Luego, llame al 911 o al número de emergencia local para pedir ayuda. Si hay otra persona, que busque ayuda mientras se brindan primeros auxilios.

Si la persona que se atraganta pierde el conocimiento, comience a hacer una reanimación cardiopulmonar (RCP) estándar con compresiones torácicas y respiraciones de rescate.

Si la persona está embarazada o si no puede abrazarla a la altura del estómago, haga compresiones torácicas:

  • Coloque tus manos en la base del esternón, justo por encima de la unión de las costillas inferiores.
  • Presiona con fuerza en el pecho, con un empujón rápido. Esta es la misma acción que se hace en la maniobra de Heimlich.
  • Repite el procedimiento hasta eliminar la obstrucción de las vías respiratorias.

Para despejar las vías respiratorias de una persona inconsciente:

  • Recuesta a la persona en el suelo, con la espalda apoyada en el suelo y los brazos al costado del cuerpo.
  • Libera las vías respiratorias. Si puedes ver el objeto, mete un dedo en la boca para sacarlo. Si no puedes verlo, nunca intentes sacarlo con el dedo, ya que corres el riesgo de empujar la obstrucción a mayor profundidad dentro de las vías respiratorias. Esto es muy arriesgado en los niños pequeños.
  • Comienza con la reanimación cardiopulmonar si la persona aún no responde. Si las vías respiratorias siguen obstruidas, aplica las compresiones torácicas como las que se usan en la reanimación cardiopulmonar para expulsar el objeto atascado. Usa solo dos respiraciones de rescate por ciclo. Vuelve a revisar la boca regularmente en busca del objeto.

Para despejar las vías respiratorias de un bebé menor de 1 año que se atraganta:

  • Siéntese y sostenga al bebé boca abajo en tu antebrazo. Apoya el antebrazo sobre el muslo. Toma al bebé del mentón y la mandíbula para sostenerle la cabeza. Coloca la cabeza más abajo que el tronco.
  • Golpee al bebé suave pero firmemente cinco veces en la mitad de la espalda con la palma de la mano. Apunte los dedos hacia arriba para que no golpees la parte trasera de la cabeza del bebé. La gravedad y los golpes en la espalda deberían eliminar la obstrucción.
  • Si el bebé sigue sin respirar, ponelo boca arriba sobre tu antebrazo. Apoye el brazo sobre el muslo. Coloque la cabeza del bebé más abajo que el tronco.
  • Haga cinco compresiones torácicas suaves pero firmes con los dedos. Coloque dos dedos justo por debajo de la línea de los pezones. Presione hacia abajo aproximadamente 4 cm. Deje que el pecho se eleve entre cada compresión.
  • Repita los golpes en la espalda y las compresiones torácicas si la respiración no se reanuda. Llame a emergencias.
  • Comience a hacerle reanimación cardiopulmonar al bebé si las vías respiratorias están despejadas pero no comienza a respirar.

Si está solo y se atraganta:

Llama al 911 o al número local de emergencias de inmediato. Luego, hágase compresiones abdominales, también llamadas maniobra de Heimlich, para expulsar el objeto atascado.

  • Ponga un puño ligeramente por encima de tu ombligo.
  • Sostenga el puño con la otra mano
  • e inclínese sobre una superficie dura. Una mesa o una silla pueden servir.
  • Empuje el puño hacia adentro y hacia arriba.

Para prepararse para estas situaciones, aprenda la maniobra de Heimlich y reanimación cardiopulmonar en un curso certificado de formación en primeros auxilios.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados