Pese a que solo se obtuvieron declaraciones de apoyo y una fría y corta (25 minutos) audiencia con el Papa, el oficialismo justifica y explica el "éxito" de la gira de Alberto

Aunque la reunión con el PapaFrancisco duró apenas 25 minutos y la foto parecía revelar cierta frialdad, y pese a que no se pudo concretar un encuentro con Vladimir Putin en Rusia, en el Gobierno se mostraron muy satisfechos y calificaron como “muy positiva” la gira de Alberto Fernándezpor Europa, que finalizó anoche en Roma. Subrayaron que en pocos días y en plena pandemia se lograron reuniones con dirigentes “de alto vuelo” y se consiguieron apoyos significativos para encarar la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por la deuda, motor principal de este viaje.

“Los apoyos fueron muy significativos”, señaló un funcionario en la Casa Rosada, cuando faltaban pocas horas para terminar el último día de la semana. Y remarcó que la postura de Argentina en relación con la renegociación de la deuda es la que ya ha manifestado el presidente: no puede incluir ningún tipo de ajuste y debe estar vinculada con el modelo de desarrollo productivo.

En su gira, Alberto Fernández visitó Portugal, España, Francia e Italia. En cada uno de estos países fue recibido por sus presidentes o primeros ministros, luego en el Vaticano, mantuvo un encuentro con el el Papa Francisco.

Tan decidido era el optimismo que intentaban contagiar ayer en los pasillos de la Rosada los funcionarios recordaron “la exitosa” reestructuración que logró Martín Guzmán el año pasado con accionistas privados. “Ahora venimos muy bien con las negociaciones con el FMI y el Club de París”, aseguraron.

La frase se leyó también como un apoyo explícito al Ministro de Economía que, horas antes de subirse al avión para acompañar al presidente en esta gira por Europa (continente donde Guzmán había estado hace apenas algunas semanas) sufrió fuertes embates por parte de un área del Frente de Todos por su pretensión de autorizar aumentos en las tarifas eléctricas, y mantuvo un duro entrenamiento con el subsecretario de Energía, Federico Basualdo, quien finalmente permaneció en el cargo.

Precisamente Guzmán participó este viernes en Roma de un seminario denominado “Soñando con un mejor reinicio” organizado por el Vaticano. Allí disertó en el panel sobre “El alivio de la deuda para los países en desarrollo”. E insistió con la idea de utilizar los derechos especiales de giro (DEGs) (una suerte de moneda interna dentro del FMI) que algunos países ricos tienen y no utilizan, para que los países más pobres puedan hacer frente a la pandemia.

“Debemos encontrar un mecanismo para redistribuir los DEG que no son utilizados por países que no los necesitan, para países que realmente los necesitan”, reclamó Guzmán en su disertación en Roma.

Buena relación de Guzmán con El Vaticano

En los pasillos de la Casa de Gobierno no pasó inadvertida la buena relación que el titular del Palacio de Hacienda parece tener con distintos interlocutores del Vaticano. De hecho, en su anterior gira por Europa, Guzmán se reunió con el Papa Francisco, a quien volvió a ver ahora como parte de la comitiva presidencial.

Precisamente, del encuentro entre Alberto Fernández y el Papa Francisco se ocuparon también los funcionarios de la Casa Rosada que ayer trataron de insuflar optimismo a los resultados de la gira presidencial.

Fue una audiencia corta, pero el Papa no la suspendió

“La reunión con el Papa fue muy buena. Si hubiese habido mala predisposición estaba la excusa del feriado como para suspender la reunión”, dijeron ensayando una explicación. Y subrayaron que “por el contrario, hay una gran relación y una buena sintonía entre el pensamiento del Papa y el de Alberto”.

A modo de ejemplo, citaron el caso del reclamo que vienen haciendo los más importantes líderes mundiales respecto de la liberación de las patentes de las vacunas para combatir el Covid-19. “Alberto viene planteando la necesidad de que las patentes sean liberadas y que las vacunas sean consideradas un bien público. Esto lo planteó en las reuniones y tuvo una buena recepción”, señalaron. Cabe recordar que el Papa fue uno de los primeros en plantear la necesidad de que las vacunas sean de libre disponibilidad para que todas las personas —sin importar su condición social o económica— puedan acceder a ellas.

Además, minimizaron el hecho de que el Papa no venga a la Argentina, a pesar de las múltiples invitaciones que todos los presidentes de los últimos años le han hecho, incluido el propio Alberto Fernández. “Al Papa hay que intentar no meterlo en las cuestiones domésticas”, reflexionaron.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: En trámite - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados