Se sumará al 30 por ciento aplicado durante el resto de 2018, lo que elevará un salario inicial testigo, por jornada simple, a 19.197,91 pesos. La mayoría de los gremios rechazó la medida por “arbitraria” e “insuficiente”.

El gobierno porteño decidió ayer otorgar a los docentes del distrito un aumento del 5 por ciento sobre los sueldos de este mes, con lo cual el incremento percibido por el sector a lo largo de todo el año se eleva al 35 por ciento, a lo que sumará un bono extraordinario, no remunerativo, de 3.500 pesos para los docentes de jornada simple, pagaderos en dos cuotas, en enero y febrero.

Así lo consignaron a Télam fuentes oficiales, en tanto la mayoría de los gremios ya anticipó su rechazo por “arbitraria” e “insuficiente” a la medida, comunicada por las autoridades educativas durante una reunión que se desarrolló ayer, encabezada por la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña.

Al término del encuentro, desde esa cartera informaron que, con el aumento adicional del 5 por ciento anunciado ayer para diciembre, el año terminará con un salario inicial testigo, por jornada simple, para el sector de 19.197,91 pesos, mientras que el correspondiente a jornada completa -también inicial y testigo, es decir, sin contar la antigüedad- será de 38.925 pesos.

Ese incremento, que los docentes porteños verán reflejados en sus salarios cuando los perciban el último día hábil del año, 28 de diciembre, se suma al 30 por ciento aplicado durante el resto del 2018, con lo cual el incremento anual total de las remuneraciones del sector será del 35 por ciento.

A eso se sumará también, según lo informado ayer por el gobierno porteño al término del encuentro, el pago de un bono extraordinario no remunerativo de 3.500 pesos para el caso de los docentes con jornada simple, en tanto ese concepto será de 7.000 pesos para los maestros, maestras y profesores que trabajan durante la jornada completa, en ambos casos pagaderos en dos cuotas, en enero y febrero.

Al salir del encuentro, que se desarrolló cerca del mediodía en la sede del Ministerio de Educación porteño, situado en la avenida Paseo Colón al 200, en el barrio de San Telmo, Jorge Adaro, dirigente de Ademys, expresó su “rechazo” a lo que definió como una “decisión unilateral” que -dijo- “cierra las puertas a cualquier posibilidad de diálogo”.

Además, el referente de Ademys, uno de los gremios porteños, fundamentó su rechazo al aumento anunciado por entender que “significa una pérdida del salario de al menos un 15 por ciento en el año, frente a la inflación”.

Al rechazo de Ademys, se sumó también el de los representantes de UTE-Ctera, de la Unión Docentes Argentinos (UDA) y de la Asociación Docentes de Educación Física (ADEF).

“Nosotros habíamos planteado un incremento del 20 por ciento adicional este año y el pago de un doble aguinaldo”, recordó Adaro.

En tanto, el referente de UTE, expresión porteña de Ctera, Eduardo López, aseguró que los gremios salieron de la reunión de la Mesa Salarial “sin ninguna señal de diálogo por parte de un Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires empeñado en desescolarizar”.

En tanto, desde el Gobierno porteño anticiparon a Télam que la primera reunión con vistas a la paritaria docente 2019 será fijada para mediados de enero próximo.

ADEMÁS:

Diego Santilli: "Todo reglamento que mejore la seguridad sirve"

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: 58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto - Director Comercial: Martín Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados