La falta de respuesta del Gobierno a las demandas de los gremios llevó a decidir esta medida de fuerza que afectará a todos los niveles educativos del país.

Docentes nucleados en CTERA y los cuatro gremios de la CGT (UDA, Sadop, Amet y CEA), realizan este jueves un paro a nivel nacional. El principal reclamo es salarial: los sindicatos piden que el Gobierno nacional los convoque a discutir el salario mínimo docente, que permanece congelado en 250.000 pesos desde diciembre de 2023, y que funciona como un piso para las negociaciones paritarias en cada provincia. Los profesores universitarios también adhieren a la medida de fuerza nacional.

La medida de fuerza se realiza tras la sesión en la Cámara de Diputados, en la que se votó a favor del emplazamiento a las comisiones de Presupuesto y Educación para que el próximo jueves. Estarán obligadas a firmar un dictamen sobre los proyectos para garantizar el financiamiento de las universidades nacionales. El martes será el turno del Fondo de Incentivo Docente (FONID).

Según los gremios, desde diciembre los docentes vienen denunciando “desfinanciamiento educativo en todas las áreas, ocasionando y profundizando los conflictos provinciales, ante la ausencia del Estado como garante del piso salarial docente y los recursos necesarios para el funcionamiento del sistema educativo”, además de que “la falta de respuestas” derivó en la pérdida del poder adquisitivo de sus salarios.

En ese contexto, y tras una masiva movilización en defensa de las universidades públicas -que obligó al Gobierno a conceder un aumento del 270% para gastos operativos-, los trabajadores de la educación de todos los niveles decidieron convocar a un paro nacional para este jueves, el mismo día que se conmemora el aniversario de la Marcha Blanca de 1988.

En Ciudad de Buenos Aires tienen prevista una concentración frente al Congreso, a las 13, “para exigir a las diputadas y los diputados nacionales las leyes para el financiamiento de las universidades y la restitución del FONID”, mientras que anunciaron distintas acciones para el resto de los distritos.

Desde el Gobierno nacional han rechazado la figura de la “paritaria nacional docente” con el argumento de que los empleadores de los docentes son las provincias y no la Nación. Sin embargo, desde que comenzó la nueva gestión hubo tres reuniones entre los cinco gremios docentes nacionales y los funcionarios de las secretarías de Educación y Trabajo, ambas dependientes del Ministerio de Capital Humano.

ADEMÁS: La actividad económica cayó 8,4% a nivel interanual en marzo

La última reunión fue a mediados de marzo. En ese momento el Gobierno nacional junto con los ministros de Educación provinciales había ofrecido llevar el salario mínimo a 325.000 pesos: un aumento del 30%, frente a una inflación del 71% acumulada en el período. La propuesta fue rechazada por los gremios –que pedían 450.000– y desde entonces no hubo reuniones formales ni avances en la negociación.

Los reclamos del paro incluyen la restitución del Fondo Nacional de Incentivo Docente (FONID), que el Gobierno nacional eliminó en enero, y que representaba alrededor de un 10% del salario financiado por el Estado nacional. En el Congreso hay proyectos de ley para restituir el FONID, pero el presidente Javier Milei anticipó que vetará cualquier iniciativa que “vaya a romper la caja” del Estado nacional.

Los gremios docentes advierten también por la paralización de las obras y reclaman el envío de recursos para infraestructura escolar, comedores y programas educativos. Además, la movilización es en rechazo a una eventual modificación de los regímenes jubilatorios de docentes nacionales y provinciales y en contra de los despidos en Educación, señaló CTERA en un comunicado.

Cabe destacar que a nivel nacional hay gran disparidad en los salarios docentes. Al comparar el sueldo inicial de un maestro de grado de jornada simple, las cifras de Río Negro ($620.000) son más del doble de lo que se cobra en Jujuy ($277.000), Santiago del Estero ($280.000) o La Rioja ($300.000), según datos de la CGT. Hasta esta semana, el salario docente más bajo del país estaba en Misiones: era de $250.000, pero el martes el gobierno de Hugo Passalacqua ofreció $400.000 a partir de mayo.

Por detrás de Río Negro, los salarios docentes más altos del país están en Neuquén ($559.521), Córdoba ($ 535.000), Santa Cruz ($522.160) y Chaco ($514.000), aunque el poder adquisitivo de cada uno varía según la provincia.

Aparecen en esta nota:

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: Nº: RL-2021-110619619-APN-DNDA#MJ - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - [email protected]

Edición Nro. 15739

 

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados