En términos políticos, Alberto Fernández ha obtenido por seis meses atribuciones que corresponden al Congreso. Argentina ha vivido el 80% del tiempo con este tipo de emergencia en beneficio del Ejecutivo

Alberto Fernández obtuvo su primera victoria política y parlamentaria, con la aprobación definitiva de los proyectos de emergencia, en sólo tres días en las dos cámaras.

En diputados contó con el apoyo de los diputados del bloque justicialista (120), los del bloque de Lavagna (11) de Federalismo y Desarrollo (8) y de una docena de los legisladores que responden a las provincias gobernadas por el Radicalismo (Mendoza, Jujuy y Corrientes). Pero en la noche del martes 17, el oficialismo percibió que había cometido un error político desde cierto punto injustificable: faltaban 26 diputados de sus 110. Es que habían asumido como funcionarios del Ejecutivo.

A una decena de ellos, ya se les había aceptado la renuncia, con lo cual no podían dejar el cargo y volver a la banca. Por su parte, Cambiemos esa noche anticipó que no daría el quórum. Este error fue consecuencia de la inexperiencia de Máximo como presidente del bloque de diputados y de falta de "rosca" -como dice Monzó- en su estreno como Presidente de la Cámara de Diputados. Pero el problema fue subsanado rápidamente. En el Senado -donde el Frente de Todos tiene una mayoría de 42 sobre 72- el trámite fue más sencillo y sin sorpresas. Quedó así en claro que el oficialismo tiene mayoría en ambas cámaras, en Diputados negociando y en Senadores por contar con amplia mayoría.

En términos políticos, Fernández ha obtenido por seis meses atribuciones que corresponden al Congreso. Parece algo amenazante por la concentración de poder que implica, pero en lo que va del siglo XXI, Argentina ha vivido el 80% del tiempo con este tipo de emergencia en beneficio del Ejecutivo. Antes de ello, Menem obtuvo la sanción de una ley en 1989, que le dio amplios poderes, para llevar a cabo entre otras acciones las privatizaciones. A fin del mismo año, amplio la corte de 5 a 9 miembros, pasando a tener mayoría en ella, la que también tuvo en ambas cámaras del Congreso a partir de diciembre, al asumir los legisladores que habían sido electos en mayo.

A fines de 2001, De la Rúa logró una delegación de atribuciones del Congreso, que no le fue suficiente para contener la crisis económica. Duhalde amplió estas facultades que fueron renovadas por el Congreso en los 12 años que gobernó el Kirchnerismo. Estas facultades de "emergencia" a favor del Ejecutivo, se transformaron en la situación institucional normal en Argentina.

Solo Macri no las tuvo. Fernández las obtiene en un momento de crisis económica, pero con un límite semestral y no anual, como ha sido en el pasado. La necesidad de avanzar con otros proyectos pendientes, llevaría al Ejecutivo a prorrogar las sesiones ordinarias del Congreso hasta el 29 de febrero, es decir que seguiría sesionando durante los meses del verano.

En conclusión: Alberto Fernández tuvo su primera victoria política y parlamentaria, al lograr en tres días, la sanción definitiva en ambas cámaras de sus proyectos de emergencia por los que asume atribuciones del Congreso por seis meses y en este tipo de situación institucional ha vivido la Argentina el 80% del tiempo en las dos décadas que van del siglo XXI y también lo hizo Menem en los años noventa.

(Rosendo Fraga. Director del Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría)

ADEMÁS:

Oficializan a Marco Lavagna como nuevo director del INDEC

Oficializaron los aumentos de alícuotas y beneficios para la repatriación de activos

Contacto

Registro ISSN - Propiedad Intelectual: RL-2018-58849696 - Domicilio Legal: Intendente Beguiristain 146 - Sarandí (1872) - Buenos Aires - Argentina Teléfono/Fax: (+5411) 4204-3161/9513 - internet@dpopular.com.ar

Edición Nro. 15739

Dirección

Propietario: Man Press S.A. - Director: Francisco Nicolás Fascetto © 2017 Copyright Diario Popular - Todos los derechos reservados